Actualizado 08/04/2014 15:55:37 +00:00 CET

Un médico cubano cura a sus pacientes cantando

Hernández canta para ayudar a sus pacientes a sanar
Foto: REUTERS

LA HABANA, 8 Abr. (Notimérica/EP) -

   El médico cubano, Higinio Hernández ha innovado a la hora de atender a sus pacientes en el Hospital León Cuervo Rubio en Pinar del Río, extremo occidental de Cuba, en la que ha empleado el canto como una práctica terapéutica tanto en las consultas como en el quirófano para ayudar a sus pacientes.

   Desde hace 30 años ha aplicado está técnica para tratar a sus pacientes y ninguno se ha quejado. En palabras de Hernández, "cuando una persona acude al médico, casi siempre siente preocupación y esto genera estrés. En la terminología médica se le denomina estrés oxidativo, ya que se trata de un estado en el que se segregan sustancias dañinas para el organismo, que incluso pueden llegar a desencadenar hipertensión, diabetes y otras enfermedades", ha informado el periódico Granma.

   Hernández tiene 65 años, es cirujano maxilofacial y profesor en la Universidad de Ciencias Médicas Doctor Ernesto Che Guevara. Con 39 años de experiencia profesional es un convencido de que el trato que se les profesa a los pacientes influye significativamente en su evolución.

   "Lo hago con el propósito de transmitirles confianza. El trabajo en materia de salud se basa en lograr un equilibrio 'biopsicosocial'. Muchas veces se pone énfasis en la parte biológica y la social, pero el plano psicológico no se tiene en cuenta de la misma forma. Por tanto, me he propuesto reforzar este aspecto", ha manifestado.

   A su vez, su colega, que es licenciada en atención de estomatología, Marlenis Rodríguez, que ha asistido durante 15 años en el quirófano al cirujano cantor, comenta que "las personas comentan que se les pase más rápido el tiempo de la intervención quirúrgica cuando escuchan cantar al doctor".

   Por su parte, una de las pacientes, Yolanda Ramos, que fue operada de una lesión en el ala nasal, ha dicho "a pesar de la preocupación, escucharlo cantar significó un alivio, porque sabía que lo estaba haciendo para que me sintiera mejor".

   "Yo he tenido que entrar en varias oportunidades al quirófano, por diferentes motivos, y siempre que lo hago llego nerviosa, pero cuando lo oigo, me relajo. Funciona como una especie de anestesia", ha manifestado.

   Entre las anécdotas que cuenta Hernández, relata "una vez me encontraba operando a una persona de una lesión en el cuero cabelludo. Empecé a cantarle un tema de 'La Aragón', y antes de terminar, el hombre estaba cantando conmigo".

   Además, "anteriormente, este tipo de procedimientos no eran bien vistos, pero eso ha ido cambiando. A nivel internacional se hace cada día mayor hincapié en la importancia de reforzar el tratamiento médico con terapias dirigidas a propiciar un estado de relajación del paciente", ha destacado Hernández.