Dafne Almazán, la mexicana que con 17 años logra acceder a la Universidad de Harvard y desde los 13 es psicóloga

DAFNE ALMAZÁN
TWITTER
Publicado 07/02/2019 12:54:46CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 7 Feb. (Notimérica) -

   Su nombre es Dafne Almazán, es mexicana y se licenció en psicología a los 13 años. Sí, es superdotada, pero lo más asombroso es que se ha convertido en la estudiante más joven admitida en la Universidad de Harvard (Estados Unidos) en los últimos 100 años, ya que ha conseguido ingresar a los 17 años.

   A los 3 años, Almazán aprendió a leer y escribir de forma autodidacta. Fue entonces cuando sus padres se dieron cuenta de las dotes de su hija y ahora no solo se ha convertido en la psicóloga más joven del mundo por el Sistema del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, según registros de la World Records Academy, sino que ha recibido galardones como el Premio Mujer Tec 2016 o el Premio Nacional de Psicología 2016, además de ser considerada como una de las 50 mujeres más poderosas de México por la revista 'Forbes'.

   Según el Centro de Atención al Talento (Cedat), la destacada estudiante colabora en la enseñanza del idioma chino a niños del Programa de Potenciación Intelectual -centro en el que ella fue diagnosticada como sobredotada- ya que habla a la perfección inglés, francés, chino mandarín y latín, además de, obviamente, castellano.

   Su vida pasa muy rápido, a los 10 años ya había completado los estudios primarios y un año después la educación secundaria. Ahora, con 17, Almazán no solo participa en conferencias nacionales e internacionales de renombre sino que también practica ballet, gimnasia, patinaje artístico sobre hielo, taekwondo, piano y pintura al óleo.

   Almazán insiste en varias entrevistas concedidas a diversos medios locales que su interés por la psicología nace del deseo de ayudar a personas que crecen bajo la condición de tener altos dotes intelectuales y que, en ocasiones, son diagnosticados de Trastornos por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) cuando en realidad "son niños como cualquier otro, solo que con un CI mucho mayor que el resto de la población", según ha asegurado el padre de la joven, Asdrúbal Almazán, actual director del Cedat.

   La joven estudiante recibió el Premio de la Juventud CDMX 2018 en la categoría de Actividades Académicas, siendo este el máximo reconocimiento que otorga el Gobierno de la Ciudad de México y la Asamblea Legislativa a jóvenes por su trayectoria.

Para leer más