¿Cómo se debe actuar ante un secuestro exprés?

Secuestro
PXHERE
 
Actualizado 16/10/2018 15:09:35 CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 16 Oct. (Notimérica) -

   Según indican estudios realizados por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), aproximadamente cinco personas son secuestrados cada día en el país azteca. Las cifras hacen de este tipo de delitos un problema a nivel social de alta magnitud, al mismo tiempo que deja entrever que existen faltas importantes a nivel institucional en todo el país.

   La desigualdad y la pobreza, así como la corrupción y la impunidad, son algunas de las causas que han empujado a que en los últimos años se haya puesto de moda en México lo que se ha catalogado como un "delito exprés". La falta de premeditación por parte de los secuestradores, así como la rapidez con la que se quiere resolver la retención, son dos de sus características principales.

   Para comprender la forma de actuar de los criminales en este tipo de situaciones, se debe tener en cuenta que el principal objetivo de este tipo de secuestros no es retener a una persona concreta por su personalidad, ideología o por la información que puede conocer. El fin último es obtener dinero por su vida, y no necesariamente montos grandes ni millonarios.

   De ahí que se lleve a cabo sin premeditación. Los secuestradores eligen a sus víctimas al azar y en cualquier lugar. Una vez capturada, los criminales presionan a los secuestrados para que extraigan dinero de cajeros automáticos o, en caso de que no sea posible, piden por su vida un rescate fácilmente obtenible. De esta forma, el secuestro es rápido y fácil de realizar.

PxHere

   ¿Qué debe hacerse en caso de ser víctima de un secuestro exprés?

   Dada la cotidianidad de este tipo de situaciones en México, existen varias recomendaciones para hacer frente a los secuestradores en caso de que un individuo sea retenido en contra de su voluntad. En cualquier caso y ante todo, lo básico recae en mantener la calma para tratar de objetivizar la situación y poder actuar con precisión.

   Según recoge el diario digital mexicano 'Publimetro', lo mejor ante este tipo de situaciones es:

   1. TRATAR DE NEGOCIAR

   Es importante tener paciencia y tratar de dialogar calmadamente con los secuestradores. Será beneficioso determinar de manera rápida qué quieren y cómo lo quieren para poder entregar lo que buscan sin mayores complicaciones.

   2. NO MENTIR A LOS SECUESTRADORES

   Puede ser perjudicial para la víctima mentir u ocultar información a los criminales, pues de descubrirse la verdad las consecuencias pueden ser peores. Así, es mejor confirmar lo que se lleva encima y lo que no de manera verídica, como dinero en metálico o aparatos electrónicos.

   3. NO DAR INFORMACIÓN DE MÁS

   Aunque pueda parecer buena idea, se recomienda no hacer afirmaciones del tipo "mi familia tiene mucho dinero, te dará lo que quieras", "en mi casa hay joyas de gran valor" o "te daré todo lo que quieras"... Estas afirmaciones dan pistas a los secuestradores sobre el nivel de vida de la víctima y puede repercutir negativamente.

   Asimismo, se debe descartar la idea de amenazar a los criminales en base a las influencias sociales que uno puede tener y cómo se les puede castigar, esto solo incrementará la tensión. Se recomienda asegurar que se es un simple civil dispuesto a colaborar.

   4. EL TIEMPO ES UN FACTOR A FAVOR

   Los secuestros de este tipo están previstos para un corto periodo de tiempo, por lo que es mejor facilitar lo máximo posible las peticiones y las negociaciones para reducir los riesgos.

   5. NO SER UNA VÍCTIMA

   Mantener la calma y estar entero frente a los secuestradores favorecerá el desarrollo de la situación y el fin temprano de los hechos.

   6. AVISAR A LAS AUTORIDADES

   Una vez liberado y fuera de peligro, es de suma importancia avisar a las autoridades sobre los hechos. Para ello puede llamarse a emergencias a través del 911 o, en caso de que se trate de un caso de secuestro y extorsión telefónica, al 088.