Actualizado 19/01/2018 09:15 CET

Denuncian menores en un concurso de camisetas mojadas en Colombia

Twitter
TWITTER
 

   BOGOTÁ, 18 Ene. (Notimérica)-

   Los habitantes de la localidad de San Gil, en Colombia, han denunciado la presencia de menores en un concurso de camisetas mojadas que se celebró el pasado domingo en el balneario Pozo Azul, que además es de propiedad pública.

   El espectáculo quedó registrado en varios vídeos que circularon por las redes sociales. En los vídeos puede observarse la ingesta de alcohol de los asistentes y como varias mujeres bailan semidesnudas sobre una tarima mientras los menores presentes graban todo lo que sucede con sus teléfonos móviles.

   Además de los menores presentes observándo la escena, en uno de los vídeos puede observarse también como una de las participantes en el concurso de camisetas mojadas es muy probablemente una menor de edad. La chica llega a destapar su torso mientras varios hombres le echan agua.

   Uno de los denunciantes de estos hechos fue el concejal Ciro Moreno. El funcionario decidió publicar un vídeo de contenido explícito, que ya ha sido censurado en las redes sociales, para denunciar la situación que se estaba viviendo en San Gil.

   Además Moreno exigió a las instituciones que explicasen lo que estaba pasando y pidió que no permitiesen que San Gil, un lugar muy turístico en ese departamento, se convierta en un centro de explotación sexual y consumo de alcohol y drogas.

   El alcalde del municipio, Ariel Fernández Rojas Rodríguez, trató de esquivar las críticas que le acusaban de haber entregado los permisos para ese evento, denominado "Despedida de Vacaciones, y culpó al Instituto de Cultura y Turismo de haber arrendado el balneario a un particular desde hace varios años.

   Por su parte la directora del Instituto de Cultura de San Gil, Lina Salazar, afirmó a varios medios locales que ella no conocía que un evento de esas características fuera a llevarse a cabo en ese lugar y que por ello tomarán medidas.

   Fernández Rojas añadió también que los hechos fueron puestos en conocimiento de las autoridades competentes para que se investigue qué fue lo que pasó y quiénes fueron los organizadores y añadió que el lugar ya se encuentra cerrado.

   Los habitantes de la localidad rechazaron intensamente este tipo de eventos e instaron a que hubiera sanciones, no solo para los organizadores del evento, sino también para los padres de los menores que estuvieron presentes.

FOTO1

FOTO2