Detenido un grupo criminal por engañar a mujeres latinoamericanas y obligarlas a prostituirse en España

Publicado 27/06/2019 14:09:43CET
La Policía Nacional Detiene A 22 Personas Por Varios Ilícitos, Entre Ellos Trata De Seres Humanos Con Fines De Explotación Sexual
La Policía Nacional Detiene A 22 Personas Por Varios Ilícitos, Entre Ellos Trata De Seres Humanos Con Fines De Explotación SexualPOLICÍA

   Tras engañarlas, el grupo criminal exigía una deuda y para asegurarse del pago utilizaba rituales de brujería y magia negra

   PALMA DE MALLORCA (ESPAÑA), 27 Jun. (EP/Notimérica) -

   La Policía Nacional ha detenido a un grupo criminal que tenía dos clubes de prostitución en Palma, España, y engañaba a transexuales y a mujeres de América latina para luego obligarles a ejercer la prostitución, exigiéndoles una deuda que variaba en función de la victima de entre 7.000 y 14.000 euros.

   Según ha informado el grupo policial en un comunicado, la actuación se enmarca en la operación 'Sileño' que ha saldado con la detención de 22 personas por varios ilícitos, de entre 21 y 51 años de edad, de nacionalidades búlgaras, brasileña, española, colombiana e italiana.

   Entre los detenidos, dos de ellos son por tráfico de sustancias estupefacientes y otras cuatro son los encargados de los dos clubes de prostitución, uno de personas transexuales y otro de mujeres, a quienes se les imputan delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, favorecimiento de la inmigración ilegal, contra el derecho de los trabajadores, pertenencia a organización criminal y contra la salud pública.

   Asimismo, los seis restantes de la primera fase de la operación --que sumarían un total de 12 personas-- trabajaban en el establecimiento y fueron detenidos por encontrarse en situación irregular en España.

   Según ha informado el cuerpo policial, las pesquisas se iniciaron en noviembre cuando dos personas denunciaron que en un piso de Palma, donde se ejerce la prostitución, los encargados estaban engañando a transexuales y mujeres de América latina, especialmente de Brasil y otros países engañados, para luego obligarles a ejercer la prostitución, exigiéndoles una deuda.

   Ante esta situación, la Policía Nacional activó el Protocolo de intervención ante un posible tema de trata de seres humanos y localizó a otras cinco nuevas víctimas del grupo organizado, las cuales por temor a posibles represalias solicitaron, declarar bajo la condición de testigo protegido".

"LAS VÍCTIMAS TENÍAN QUE ESTAR DISPONIBLES 20 HORAS AL DÍA"

   El cuerpo policial ha explicado que las víctimas eran obligadas a permanecer en el interior de dicho inmueble ejerciendo la prostitución y tenían que estar disponibles para cualquier cliente durante 20 horas al día, seis días a la semana, pudiendo disponer de algún tiempo libre los domingos.

   Asimismo, las condiciones de habitabilidad que sufrían las víctimas eran "paupérrimas", ya que se alojaban las cinco personas que ejercían la prostitución en una sola habitación del piso habilitada para ello. "Tenían 4 literas y un sofá sin ninguna intimidad para ellas", han explicado.

   Finalmente se acreditaron un total de 10 víctimas y sus condiciones económicas eran "nefastas", por lo que se "veían empujadas a aceptar la cantidad precarias por una relación sexual ya que la mitad del importe total pagado por el cliente iba a parar a manos de los detenidos".

EL GRUPO CRIMINAL UTILIZABA RITUALES DE BRUJERÍA

   Además, tras gestiones policiales, la Policía confirmó que los responsables del grupo criminal para asegurarse el pago de la deuda utilizaban rituales de brujería y magia negra, ya que en ciertas zonas de Brasil estas creencias se encuentra fuertemente arraigadas.

   En este sentido, durante el registro domiciliario del máximo responsable de la organización se localizó una habitación dedicada a estas prácticas de brujería en la cual y existía una especie de altar ambientado a la adoración al diablo.

   En dicha habitación se localizó un cofre de madera en cuyo interior se hallaba un contrato a nombre de una de las víctimas localizadas junto con hierbas y piedras, así como unos cuernos de animal envueltos en una prenda de ropa interior.

   Por otro lado, durante los tres registros domiciliarios practicados, tanto en la casa donde se ejercía la prostitución como en el domicilio particular de los detenidos incautó diversa documentación relacionada con la gestión del club de alterne, documentación de otras posibles víctimas que será investigada, así como 50.000 euros.

   Además, en el registro practicado en el domicilio de los detenidos, los investigadores hallaron dos plantaciones de marihuana con un total de 200 plantas, así como un sistema de cultivo que incluye lámparas de gran potencia, extractores con filtros de carbono y otros artilugios cuyo suministro eléctrico obtenían mediante una conexión fraudulenta a la red eléctrica.

UN ABOGADO REALIZABA MATRIMONIOS FALSOS

   Finalmente, en una segunda fase, a través de las declaraciones de varias víctimas, se conoció que un abogado estaría presuntamente realizando matrimonios ficticios entre ciudadanos de la Unión Europea y Extranjeros irregulares, cobrando a estas víctimas la cantidad de 5.000 euros por la realización del matrimonio.

   Por estos hechos relacionados se ha procedido a la detención de una totalidad de 10 personas, por falsedad documental y favorecimiento de la inmigración ilegal, entre ellos el letrado anteriormente mencionado.

   Con todo, como ya se puso antes de manifiesto, ante todos los hechos conocidos la Policía Nacional ha procedido a la detención de 22 personas, 12 en una primera fase y 10 en la segunda, de lo que se han instruido diligencias policiales remitidas al Juzgado de Instrucción de Guardia de Palma.