¿Qué dicen las autoridades de EEUU sobre las seis muertes de menores?

Publicado 23/05/2019 22:15:28CET
REUTERS / ADREES LATIF - Archivo

   WASHINGTON, 23 May. (Notimérica) -

   Las autoridades estadounidenses han confirmado este jueves, ocho meses después, la muerte de la niña salvadoreña de 10 años que falleció bajo la tutela de sus autoridades. Con la menor, suman seis los niños fallecidos en estas condiciones en los últimos meses, una cifra que alerta a la comunidad iberoamericana.

   La polémica no solo gira en torno al porqué las autoridades habrían "ocultado" su muerte sino que también preocupa el repentino aumento de decesos de menores migrantes en un lapso de tiempo tan escaso.

   La confirmación del fallecimiento de la menor salvadoreña por parte del portavoz del Departamento de Salud (DHS, por sus siglas en inglés), Mark Weber, significa que su muerte fue la primera de esta cadena.

   De acuerdo con las autoridades, en marzo de 2018 la Oficina de Reubicación de Refugiados se hizo cargo de la menor, que por entonces ya presentaba problemas cardiacos congénitos. Por este motivo, el 26 de septiembre fue trasladada a un centro de enfermería en Nebraska para, según Weber, "estar más cerca de su familia".

   La niña, cuya identidad se desconoce, murió tres días después, el pasado 29 de septiembre, sin hacerse público su fallecimiento, el cual ha trascendido a los medios gracias a la cadena estadounidense 'CBS'.

   El congresista demócrata de Texas, Joaquín Castro, se ha pronunciado al respecto para responsabilizar al Gobierno estadounidense de haber encubierto su muerte. En declaraciones al citado medio local, Castro ha condenado públicamente que "es indignante que otro niño haya muerto bajo la custodia del Gobierno y que el Gobierno de Trump no se lo haya dicho a nadie", manifestó.

   Además, Castro habló de la "epidemia de muerte" en la frontera sur de Estados Unidos haciendo referencia a los otros cinco recientes fallecimientos de menores.

   Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha publicado en Twitter en respuesta a las acusaciones de "encubrimiento" recibidas que "los demócratas no quieren arreglar las lagunas en la frontera. Ellos no quieren hacer nada. ¡Fronteras abiertas y crimen!", ha manifestado.   

   Las autoridades salvadoreñas han manifestado que no tenían conocimiento sobre la muerte de la menor. De hecho, el cónsul de Colorado, Manuel Castillo, confirmó a 'CBS' que tampoco había sido informado del deceso.

SEIS MUERTES

   El que se creía que fue el primer caso fue el de la niña guatemalteca Jakelin Caal Maquin. La menor de siete años murió el pasado mes de diciembre. Tan solo llevaba 48 horas en territorio estadounidense tras haber cruzado la frontera junto a su padre. Desafortunadamente, según informaron las autoridades, una grave infección bacteriana acabó repentinamente con su vida.

   Días después, concretamente el día de Navidad, el también guatemalteco Felipe Gómez Alonso murió por una gripe. Al igual que Caal, el menor de ocho años fue detenido en El Paso.

   En los sucesivos meses, también se ha conocido el caso de Wilmer Josué Ramírez, de dos años, y el de Juan León Gutiérrez, de 16. Este lunes llegó el quinto caso, también guatemalteco y de 16 años, Carlos Gregorio Hernández Vásquez. Aunque no existe un comunicado sobre la causa de su fallecimiento, este perdió la vida en un centro de detención en Texas.

   El hermano de Castro, Julián Castro, --precandidato demócrata a la Presidencia del país norteamericano-- también ha alzado su voz para poner fin a esta situación. Mientras tanto, la policía fronteriza se ha limitado ha asegurar que cada día llegan miles de personas y no cuentan con capacidad suficiente para procesarles.

Para leer más