Publicado 11/12/2021 23:51CET

Director del Instituto Nacional de Migración será citado ante el Senado por la muerte de más de 50 migrantes en México

Archivo - Caravana de migrantes en Chiapas, México
Archivo - Caravana de migrantes en Chiapas, México - ARTURO MIJANGOS / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El director del Instituto Nacional de Migración (INM), Francisco Garduño, y otros responsables de política migratoria tendrán que comparecer ante el Senado para pronunciarse sobre la muerte de más de 50 migrantes el jueves a causa del vuelco de un camión en el estado de Chiapas.

"Tras la dolorosa tragedia en la que más de 50 migrantes perdieron la vida, el Senado llamará a comparecer a las personas funcionarias públicas responsables de la política en la materia, para que rindan un informe detallado", ha dicho el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Ricardo Monreal, a través de su cuenta en la red social Twitter.

Monreal, que ha descrito el accidente como "una desgracia humana", ha dicho que el suceso "amerita una investigación profunda". "¿Quién los llevaba? ¿Qué empresas los trasladaban? ¿A quién contrataron para su traslado? ¿Qué complicidades hay que provocaron este lamentable accidente que se convirtió en una tragedia que ha dado la vuelta al mundo?", se ha preguntado.

"No podemos simplemente lamentar la tragedia, tenemos que exigir las investigaciones, deslindar responsabilidades", ha dicho Monreal en un vídeo en Twitter, antes de argumentar que el llamamiento de comparecencia se debe a que "no se puede dejar simplemente que pase un acontecimiento como este". "Vamos a actuar con responsabilidad en el Senado", ha apuntado.

Por último, ha argüido que las personas que llevan a cabo estas "travesías peligrosas" son "migrantes pobres, personas que buscan una alternativa de vida, sobre todo en Estados Unidos" y que "son fácilmente controlados y manipulados por traficantes de personas".

El suceso se ha producido tras la colisión entre dos camiones que circulaban en el puente Belisario Domínguez, en la carretera entre los municipios de Tuxla y Chiapa de Corzo. En el vehículo en el que se encontraban los migrantes fallecidos viajaban más de un centenar de personas, la mayoría de ellas procedentes de Centroamérica.

Tras ello, el presidente mexicano, Andrés López Obrador, lamentó la "tragedia", que calificó como un hecho "muy doloroso", mientras que el INM anunció que a los supervivientes del accidente se les otorgará "atención humanitaria", incluyendo "alojamiento, alimentación y, en caso de que acepten, tarjetas de visitante por razones humanitarias".

Los movimientos migratorios han aumentado en México desde octubre de 2018, cuando caravanas con miles de migrantes, en su mayoría centroamericanos, comenzaron a llegar al país en un intento por alcanzar Estados Unidos.