La diversidad de peces, vinculada a la salud de los arrecifes de coral del Caribe

Menos salinidad en el mar causa estragos en la química de los corales
ARC CENTRE OF EXCELLENCE FOR CORAL REEF STUDIES/GR
Publicado 06/03/2019 20:04:37CET

   MADRID, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La salud de los arrecifes de coral puede verse afectada tanto por la diversidad de peces que pastan en ellos como por la cantidad de peces que lo hacen, según un nuevo estudio realizado por científicos del Laboratorio Bigelow para Ciencias del Océano en Maine, Estados Unidos. En un documento publicado en 'Science Advances', los científicos revelan los poderosos efectos que la biodiversidad tiene en los arrecifes de coral del Caribe.

   "Los científicos han sabido durante mucho tiempo que los arrecifes son más saludables cuando una gran cantidad, o una 'alta biomasa', de peces que se alimentan de plantas rozan sus superficies", afirma el autor principal del estudio, Doug Rasher, investigador en el Laboratorio Bigelow. "Sin embargo, este estudio reveló que tener una cartera diversa de esas especies de peces en el arrecife es igual de importante para mantener los arrecifes bien cargado de pastos y hospitalarios para los corales bebés", añade.

   Los hallazgos tienen implicaciones significativas para la gestión de las pesquerías tropicales. Muchos herbívoros, como el pez loro y el pez cirujano, son consumidos por personas de todo el Caribe. Los planes de gestión a menudo se centran en mantener un número dado de herbívoros en un arrecife y no necesariamente promover la diversidad de especies dentro de la comunidad de herbívoros.

   Mientras estos peces pastan, raspan las algas tipo césped y algas marinas del arrecife, manteniendo los espacios libres de algas y preparados para el asentamiento de los corales bebé. Este pastoreo es especialmente importante después de las perturbaciones de los arrecifes, como huracanes y eventos de blanqueamiento de corales. En estos momentos decisivos, un espacio considerable en el arrecife de repente se vuelve disponible.

   Si las algas se afianzan, impiden que los corales se reestablezcan y pueden tomar el control en su lugar. Los cambios a los lechos de algas son difíciles de revertir y se han vuelto comunes en el Caribe, donde los corales han disminuido en promedio en un 80% en los últimos 40 años.

   Los científicos determinaron previamente que las diferentes especies de peces prefieren consumir algas distintas, lo que significa que grupos diversos de herbívoros mantienen a raya a las algas con mayor eficacia. Sin embargo, estos beneficios localizados de la biodiversidad generalmente se han estudiado en arrecifes individuales, por lo que no está claro si estos "efectos de la biodiversidad" son comunes en todo el océano.

   Para abordar esta pregunta, el equipo de investigación estudió diez arrecifes repartidos en más de 1.000 kilómetros de costa en la República Dominicana. Al estudiar esta vasta área, pudieron cuantificar la influencia de la biomasa y la diversidad de herbívoros en muchos arrecifes, así como identificar nuevos efectos sobre la biodiversidad que podrían funcionar en toda la región.

LA BIODIVERSIDAD, EL EJE QUE MANTIENE UNIDA A LA NATURALEZA

   "Mirar los arrecifes en forma aislada es como estudiar piezas individuales del rompecabezas", apunta Rasher, quien completó el análisis con el autor principal del estudio, Jon Lefcheck, excientífico postdoctoral en su laboratorio. "Es solo al estudiar múltiples arrecifes en toda una región que podríamos ver el papel mucho más importante que desempeña la biodiversidad en el apoyo al proceso de pastoreo", agrega.

   El trabajo de campo fue realizado por Rasher en colaboración con Bob Steneck, científico de la Universidad de Maine, y Rubén Torres, presidente de 'Reef Check' en República Dominicana. Usando cámaras remotas bajo el agua, Rasher grabó un extenso vídeo de peces pastando en cada sitio del arrecife. En estos mismos lugares, el equipo midió la abundancia de algas en el arrecife y lo bien que los herbívoros lo habían recortado, además de contabilizar el número de corales bebés presentes en el arrecife.

   De vuelta en el laboratorio, Anne Innes-Gold, pasante del programa de Experiencia de investigación para estudiantes de pregrado en el Laboratorio Bigelow, analizó las imágenes de vídeo para observar la cantidad, diversidad y el tamaño de los peces que habían rozado el arrecife. Lefcheck diseñó después un modelo estadístico para procesar los datos y desenredar el impacto de la biomasa de los peces y la diversidad en el pastoreo. El modelo también les permitió hacer comparaciones más precisas entre los arrecifes al considerar la influencia de las diferencias ambientales que existen de un sitio a otro.

   "Nuestra investigación ayuda a alinear los arrecifes de coral con lo que sabemos de muchos otros ecosistemas, desde los lechos de pastos marinos hasta los bosques y pastizales", afirma Lefcheck, ahora científico coordinador de Tennenbaum para el programa MarineGEO del Instituto Smithsoniano. "Parece cada vez más probable que la biodiversidad sea el eje que mantiene unida a la naturaleza", añade.

   Este estudio, que fue financiado por donaciones filantrópicas de donantes del laboratorio de Bigelow, muestra la importancia de considerar la influencia de la biodiversidad en múltiples escalas espaciales al estudiar un ecosistema o administrar recursos naturales.

   "Las pesquerías generalmente se administran a nivel de país o región, no del arrecife", explica Rasher. "Esta investigación muestra que el fomento de la diversidad de peces, tanto a escala local como regional, es más importante de lo que pensábamos para la salud de los arrecifes de coral", concluye.

Contador

Para leer más