Una docena de países buscará soluciones que logren un equilibrio entre pesca, energía y la protección de los océanos

Océano
OCÉANO// HOTEL BARCELÓ HAMILTON - Archivo
Publicado 25/09/2018 13:16:25CET

   MADRID, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Una docena de países, entre los que se encuentran Chile, México, Noruega y Portugal ha acordado crear un grupo de trabajo que durante los próximos 18 meses analizará y buscará soluciones que permitan alcanzar un equilibrio entre la economía del mar, la pesca o soluciones energéticas y la protección de los océanos. Se trata del primer pacto multilateral para proteger el mar.

   El grupo se ha reunido en Nueva York y estará presidido de forma conjunta por la primer ministra noruega, Erna Solberg, y el presidente de Palaos, Tommy Esan Remengesau, jr. La docena de países ha acordado crear el Panel de Alto Nivel para una Economía Sostenible del Océano para evaluar el valor de los bienes y servicios del océano en la planificación económica y fomentará el uso sostenible de sus recursos.

   Los países que forman parte de esta iniciativa son Australia, Chile, Fiyi, Ghana, Indonesia, Jamaica, Japón, México, Namibia, Noruega, Palaos y Portugal, que se han comprometido en la ciudad estadounidense a buscar "soluciones basadas en pruebas para remediar la crisis del océano", según han informado.

   En esta línea, el grupo también trabajará para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y enfatizará el papel fundamental que debe desempeñar la economía del Océano para lograr un desarrollo sostenible.

   En concreto, los trabajos de investigación se realizarán durante los próximos 18 meses en los cuales se elaborará una serie de 'libros azules' a cargo de expertos mundiales que examinarán cuestiones como la pesca sostenible, las soluciones energéticas basadas en el océano, así como las nuevas perspectivas con respecto a las Áreas Marinas Protegidas y las finanzas del Océano. A continuación, redactarán un informe con propuestas de acción que se publicará en 2020.

   En la actualidad se calcula que el valor de los bienes y servicios derivados del Océano alcanza los 2.125 millones de euros al año, una cantidad que se espera duplicar de aquí a 2030. El océano apoya a una multitud de sectores como turismo, la pesca, la navegación, el transporte marítimo y la producción energética y es objeto de un interés creciente para la minería y las compañías biomédicas. El océano alimenta a 3.000 millones de personas, que dependen del mar como fuente primaria de proteína.

   La presidenta del Panel y primera ministra noruega, Erna Solberg, ha destacado que el bienestar humano depende de que el océano esté limpio y en buen estado de salud.

   "Todo uso de los recursos marinos debe ser sostenible. Como único órgano de políticas oceánicas integrado por líderes mundiales en ejercicio, tenemos la autoridad y la determinación necesarias para desencadenar y acelerar las acciones de protección y producción del océano. Debemos hallar soluciones comunes para desarrollar y poner en práctica una reglamentación amplia y efectiva y un régimen de ordenación integrada del océano. Ello constituirá una prueba de nuestra capacidad de legar un planeta y un océano en mejor estado a las generaciones futuras", ha manifestado.

   Entre las principales amenazas que sufre el océano son la contaminación, la sobrepesca, los microplásticos, el aumento de la temperatura del agua y el blanqueamiento de coral ponen en peligro la economía del océano y, por ende, a la gente que depende de él.

   Según datos del Panel, el 80 por ciento de la población del planeta vive en un radio de 100 kilómetros del océano y tres cuartas partes de las megaciudades del mundo se encuentran cerca del mar; el 40 por ciento del océano está en la actualidad fuertemente afectado por la contaminación, el agotamiento de las poblaciones de peces, la pérdida de los hábitats costeros y otros efectos derivados de las actividades humanas. Según expertos, en los próximos diez años el océano tendrá un kilogramo de plástico por cada tres de pescado, si no se remedia.

   El copresidente del panel y presidente de la República de Palaos, Tommy Remengesau Jr. ha subrayado que para su país el océano constituye "el centro" de su vida, su cultura y su identidad. "Su capacidad para cubrir nuestras necesidades es inmensa, pero no ilimitada. El ser humano debe aprender las lecciones procedentes de las pequeñas islas y respetar nuestro océano, porque de lo contrario corremos el riesgo de perder para siempre muchas de las cosas que actualmente nos regala", ha concluido.

Contador