¿Hacia dónde se dirige el clima político, social y económico de Venezuela?

Protestas en Venezuela
Reuters - Archivo
Actualizado 19/07/2018 8:44:20 CET

   CARACAS, 18 Jul. (Notimérica) -

   Las manifestaciones en Venezuela aumentan. En los seis primeros meses de este año se documentaron 5.315 protestas, mientras que 2017 documentó 4.930 en el mismo periodo.

   "El año pasado fue el de más protestas, hubo más de 9.000, pero este 2018 podría romper ese récord tal y como vamos en el primer semestre. Cada día se producen 30 protestas en Venezuela y 8 de cada 10 tienen que ver con derechos sociales", cuenta el coordinador del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social, Marco Antonio Ponce, según informa 'El País'.

   "Acá no hemos pasado por un desastre natural o una guerra, sino que las decisiones políticas son las que han llevado a esta situación, que va a empeorar porque no vemos que de parte de los responsables haya intención de hacer correctivos", sostiene Ponce, quien indica que el país experimenta una emergencia humanitaria compleja.

   "Que una y otra vez los vecinos, los enfermos y los trabajadores salgan a protestar indica que el gobierno es incapaz de darles respuestas porque solo está enfocado en mantenerse en el poder. El índice es tan alto porque el Estado no responde y la protesta es la herramienta histórica de lucha que han tenido los pueblos para conquistar derechos. A esta altura de la ruptura democrática, la gente no tiene otra opción", indica.

   Este lunes se ha cumplido un año del plebiscito que organizó la oposición para expresar su rechazo a la elección de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) sin el referendo previo que exige la Constitución. La votación se produjo en un contexto de alta conflictividad social durante el cual las manifestaciones dejaron más de 120 muertos.

   Desde entonces, no han cesado las condenas de la comunidad internacional al gobierno de Nicolás Maduro. La última de ellas proviene del Grupo de Lima, que este martes manifestó su preocupación por la movilización militar en la frontera con Colombia y por violaciones de derechos humanos en el país.

   Sin embargo, la oposición política, encarnada en la Mesa de Unidad Democrática y el Frente Amplio, no termina de articularse de manera estable frente al oficialismo. Según un estudio realizado por Hercon Consultores, el 60 por ciento de los encuestados no cree que los líderes de la oposición y sus partidos trabajen unidos para el cambio en Venezuela. "Hay muchas ideas, pero no podemos decir que tenemos una línea definida para dar respuesta a los venezolanos", ha asegurado el opositor Enrique Capriles.

ABSTENCIÓN

   Las elecciones presidenciales del pasado 20 de mayo registraron la abstención más alta en la historia del país. Maduro cuenta con los apoyos de potencias como Rusia, Bolivia o Ecuador, pero su economía no consigue igualarlas. De hecho, el pasado mes de abril cerró con una inflación de más del 17.000 por ciento.

   Tanto desde el punto de vista político, como económico y social, Venezuela avanza con una presión tan alta que la dirige a un probable punto de inflexión. Entonces el país caribeño iniciará una nueva etapa y deberá hacerse cargo de los problemas que los últimos cinco años de Maduro han dejado tras de sí.