Actualizado 31/07/2006 17:27:00 +00:00 CET

Ecuador.- El 96 por ciento de los ecuatorianos no confían en el actual sistema político de su país, según una encuesta

QUITO, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

El 96 por ciento de los ecuatorianos no confían en el actual sistema democrático de su país, alegando un "dominio de la partidocracia", el escaso "respeto a la Constitución y las leyes", el mal uso de los recursos, el "vacío de liderazgo" y la corrupción, según revela una encuesta de Cedatos-Gallup Internacional.

La población desconfía del actual sistema ecuatoriano por la "pobreza de los resultados obtenidos a lo largo de la vigencia del sistema democrático", ya que añaden que el actual sistema ha propiciado la corrupción, el mal uso de los recursos del Estado, la injusticia social y la ruptura de los valores éticos. La población dice no estar en contra del sistema en sí, sino de quienes lo han "manipulado y desfigurado".

Como primer causante de la ineficacia del sistema, el sondeo menciona a la partidocracia, conformada por partidos tradicionales o por movimientos esporádicos, cuyos intereses no son los del país sino la de los grupos a quienes "obedecen y representan", según informa la prensa local, recogida por Europa Press.

"La inoperancia, falta de representatividad y decadencia de los partidos" es resaltada por la población cuando afirma que ninguno de ellos está capacitado para triunfar y representar al electorado, por lo que "tienen que acudir a alianzas con claros compromisos para defender sus intereses y no de beneficiar al país".

"VIOLACIÓN CONSTANTE" DE LAS LEYES

Otra causa de la decepción del pueblo frente al sistema político es la "violación constante" de la Constitución y las leyes por parte del Congreso y más instituciones superiores y organismos de control, "que han terminado con las disposiciones que ha dado la población a través del voto".

Por otro lado, los políticos que han llegado a la Presidencia de Ecuador "no han estado a la altura de su posición y han defraudado a la población, o han sido objeto de conspiración y destitución por parte de los partidos oponentes o personajes que no pueden acceder al poder a través de la decisión popular", indican los resultados de la encuesta.

Además, se destaca que la población considera que no tiene opción de participar en la toma de decisiones para mejorar el actual sistema y estima que los protagonistas del acontecer político no respetan al electorado, que sabe que "solamente por obligación tienen que acudir a las urnas".