Ecuador.- Detenido un grupo organizado de ecuatorianos que facilitaba mano de obra irregular a empresas hortofrutícolas

Actualizado 15/05/2006 20:56:11 CET

MURCIA, 15 May. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Unidad Contra Redes de Inmigración y Falsedades Documentales (UCRIF) del Cuerpo Nacional de Policía ha desarticulado y detenido a un grupo organizado, integrado por cinco ecuatorianos y un español, por favorecer presuntamente la inmigración ilegal, contra el derecho de los trabajadores y a uno de ellos se le imputa también delitos de falsificación y estafa.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de febrero, al tenerse conocimiento de que uno de los detenidos, J.M, ecuatoriano de 34 años, había estafado a unos compatriotas, facilitándoles autorizaciones de residencia y trabajo falsos, por los que les había cobrado la cantidad de 2.000 euros.

Estos permisos de residencia los había justificado con ofertas falsas de trabajo de dos empresas de catering madrileñas, según informaron fuentes policiales.

Cuando este individuo supo que los agentes de la UCRIF lo estaban buscando cambió de domicilio en varias ocasiones, siendo localizado en la pedanía murciana de La Alberca, donde se estableció un dispositivo de seguimiento de sus actividades.

Con ese dispositivo se comprobó que, en unión de otros ecuatorianos, realizaba salidas en dos furgonetas a primeras horas de la mañana, tomando grandes medidas de seguridad para no ser detectados por la Policía.

En esas furgonetas, que conducían a gran velocidad en algunos tramos, saltándose semáforos en rojo o dando varias vueltas por las rotondas, entre otros, se dirigían a varios puntos de Murcia donde recogía a inmigrantes, principalmente subsaharianos y sudamericanos, en situación irregular para llevarlos a diversas explotaciones hortofrutícolas.

Comprobados sus movimientos, al amanecer del pasado día 10 de mayo, los agentes de la UCRIF interceptaron las dos furgonetas. Una de ellas, la conducida por J.M, fue parada en la gasolinera de La Ica, de la avenida Miguel de Cervantes, transportando en su interior a cinco inmigrantes bolivianos, indocumentados y sin permisos de residencia.

La segunda furgoneta fue interceptada en el Paseo Marqués de Corvera, transportando a 7 ciudadanos de Mali, igualmente indocumentados y en situación irregular en España, siendo detenidos el matrimonio ecuatoriano que les dirigía, A.G, de 35 años, y M.M, de 30 años, esta última hermana de J.M.

Tras estas detenciones, los agentes de la UCRIF detuvieron igualmente a los ecuatorianos L.M, de 41 años, y G.G, de 36, así como al español G.R, de 52 años, personas que, según los conductores de las furgonetas, eran para las que, por encargo, reclutaban y transportaban a los inmigrantes no regularizados.