Ecuador.- Encuentran en una playa los cuerpos de nueve personas que habrían naufragado al intentar abandonar el país

Actualizado 10/08/2006 3:33:30 CET

QUITO, 10 Ago. (EP/AP) -

Las autoridades ecuatorianas encontraron el miércoles en una playa cerca de Manta, en la costa central de Ecuador, los cadáveres de nueve personas, al parecer inmigrantes, que habrían naufragado al intentar abandonar el país presuntamente rumbo a Estados Unidos.

Los cuerpos de los fallecidos, seis mujeres y tres hombres de entre 20 y 35 años, aparecieron en una solitaria playa denominada Santa Rosa, 260 kilómetros al suroeste de Manta --la ciudad portuaria más importante de la provincia de Manabí--, con botellas de agua y restos de alimentos. Junto a los cadáveres se encontraba una lancha que tenía las aspas del motor atrapadas en redes de pesca.

El capitán Pablo Tascón, jefe de la capitanía de Manta, manifestó a la emisora local 'CRE' que "mientras existan personas que quieran irse del país, estas bandas (de traficantes de personas) seguirán", y agregó que, por ello, la Marina mantiene a 1.200 hombres vigilando la costa de la provincia de Manabí.

Una de las supervivientes de la tragedia, Sonia Guamán, contó al 'Canal 4' de televisión que tras el naufragio en alta mar tuvo que nadar aproximadamente una hora y media hasta poder llegar a la playa.

"Nos llevaron como en un barco de papel... no sabemos qué pasó, el barco se fue para atrás (se dio la vuelta) dejando a toda la gente ahí, entonces el que sabía nadar, nadó, y los demás se ahogaron ahí mismo", explicó.

Familiares habían acudido al puerto de Manta buscando reconocer entre los ahogados a sus parientes. Víctor Ávila, padre de un joven de 26 años, ambos oriundos de la ciudad de Cuenca, indicó que su hijo quería llegar ilegalmente a Estados Unidos.

"Hasta el último momento le hice ver (los peligros), pero cuando ya están con esa idea es imposible quitársela", señaló Ávila, quien agregó que por el viaje en barca su hijo debía pagar 1.500 dólares (1.165 euros) al llegar a Guatemala y 7.000 dólares (5.440 euros) más en Estados Unidos.