Ecuador.- La erupción del volcán Tungurahua en el centro de Ecuador obliga a evacuar a las poblaciones cercanas

Actualizado 29/05/2010 0:24:46 CET

QUITO, 28 May. (EUROPA PRESS) -

La erupción del volcán Tungurahua, en la localidad de Cúsua, en el centro de Ecuador, obligó este viernes a las autoridades a evacuar a las poblaciones aledañas para evitar intoxicaciones por la nube de cenizas que ha provocado su reactivación.

La secretaría de gestión de riesgos informó que, de momento, han evacuado las localidades de Cúsua, Bilbao, Chalguansig y Puela en una operación coordinada por el Ejército para agilizar el proceso y evitar ataques de pánico entre la población "que podrían provocar problemas mayores de los que ya se han presentado".

El Tungurahua entró en erupción a las 08.47 horas de la mañana (15.47 horas de la tarde en la España peninsular) con una fuerte explosión a la que siguió la emisión de una columna de humo formada por flujos piroclásticos, es decir unas nubes ardientes de gases y vapor volcánicos.

"Hubo un cañonazo muy fuerte cuando se produjo la emanación de cenizas y lógicamente hay una situación de alarma en los sectores cercanos, incluida la ciudad de Riobamba", dijo el gobernador de la provincia de Chimborazo, Carlos Castro.

El político no descartó que lo nocivo de las emisiones provocadas por la erupción obliguen a decretar la alerta roja en los municipios más cercanos para evitar graves daños en la salud de sus habitantes. Sin embargo, Castro instó a la población a "mantener la calma" y "no dejarse llevar por rumores", ya que "toda la información se proporcionará a través de los órganos regulares".

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) permanece reunido con los alcaldes de estos municipios y con el gobernador para determinar la posible evolución del volcán y diseñar un plan de acción conforme a este análisis, según informó la agencia ecuatoriana ANDES.

Entretanto, las autoridades locales cerraron por varias el aeropuerto de la localidad de Guayaquil, debido a la abundante ceniza que cubrió parte de la pista y algunas zonas aledañas, lo que obligó además a modificar algunas rutas de vuelos provenientes desde Quito.