Ecuador distribuye terrenos que poseían las Fuerzas Armadas

Actualizado 17/12/2013 20:48:06 CET
Presidente de Ecuador, Rafael Correa
Foto: REUTERS

QUITO, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El Gobierno ecuatoriano entregó 83 hectáreas a los campesinos del Gobierno parroquial de Ayora, zona andina que se ubica a unos 100 km al norte de Quito, que eran propiedad de las Fuerzas Armadas.

   Esta acción se suma a unas 20.500 hectáreas redistribuidas, lo que propone una nueva relación estatal de las Fuerzas Armadas, en un proceso de superar la época neoliberal que la hacía incurrir en malas prácticas en las que se apoderaban de terrenos estatales, segun informa la agencia de noticias 'Andes'.

   "Cuando llegamos al gobierno las Fuerzas Armadas tenían cualquier cantidad de terrenos y en general bienes inmuebles; no es inherente a sus funciones; entendemos por qué sucedió aquello porque fueron abandonadas", ha expresado el presidente Rafael Correa.

   El mandatario, ha declarado este sábado que, paradójicamente, después de la victoria militar del Cenepa, en 1995 y la firma de la paz definitiva con Perú, en 1998, a las Fuerzas Armadas les redujeron presupuesto y les bajaron regalías.

   "Se tuvieron que arreglar como pudieron; entre otras cosas tenían gran cantidad de terrenos que habían recibido por leyes anacrónicas, obsoletas y arcaicas, por ejemplo con herencias no reclamadas, que pasaban a la Junta de Defensa.

TERRENO DISTRIBUIDO

   El terreno redistribuido en este caso, es una hacienda que fue parte de la iglesia hasta 1931, y que tenía 306 hectáreas, que fue donada a las fuerzas Armadas.

   La hacienda Santo Domingo fue en 1996 transferida por el ministerio de Defensa a la Dirección de Industrias del Ejército, una institución llamada a sostener industrias de la defensa (municiones, explosivos, uniformes) que en 2006, conjuntamente con Holding DINE crea una inmobiliaria.

   Esta inmobiliaria ya ha vendido a personas particulares 1.583 terrenos, de 233 hectáreas. Las restantes fueron detectadas y se detuvo el proceso de venta, para entregar la tierra a los campesinos.

   "Ya cambiaron los tiempos, ahora hay un Gobierno que se preocupa de las Fuerzas Armadas, tiene presupuesto, ha mejorado sueldos, equipamiento, Las Fuerzas Armadas son parte de un Estado  Las Fuerzas Armadas deben depender de un presupuesto previsible, que se pueda programar, pero no deben alejarse de sus funciones inherentes", ha declarado el mandatario.

   Las tierras redistribuidas beneficiarán a 85.000 habitantes en un proyecto comunitario que deberá, en el futuro, definir si se realiza un parque ecológico con finalidad turística o un proyecto productivo.