Publicado 09/12/2019 14:07:02 +01:00CET

EEUU aún puede reducir un 49% sus emisiones de CO2 en 2030, según un estudio

COP25.- 'Accelerating America's Pledge' ve posible aún que EEUU pueda reducir un
COP25.- 'Accelerating America's Pledge' ve posible aún que EEUU pueda reducir un - Contacto

   MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Estados Unidos podría aún cumplir con los compromisos del Acuerdo de París si el Gobierno federal se une a los líderes de los distintos Estados para acelerar la acción climática y, en ese caso, podría ir más allá y reducir un 49 por ciento sus emisiones en 2030, según un estudio de la Universidad de Maryland y el Rocky Mountain Institute publicado este lunes en el marco de la XXV Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Cambio Climático de la ONU.

   En el mes de noviembre, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, denunció el Acuerdo de París e inició los trámites para la salida del compromiso, algo que se hará efectivo en noviembre del año que viene, por lo que los impulsores del estudio recuerdan que el país aún está dentro del acuerdo multilateral.

   El estudio ofrece distintas opciones para frenar las emisiones del país norteamericano. El informe 'Accelerating America's Pledge' señala que los líderes subnacionales están en la línea de recortar emisiones de forma aún más profunda y cuantifica hasta donde podrían llegar con una nueva administración federal tras las elecciones presidenciales de 2020, si el actual presidente Donald Trump no renueva su mandato.

   Los actuales compromisos podrían alcanzar una reducción de emisiones de hasta un 37 por ciento en 2030 y si el nuevo Gobierno de EEUU vuelve a comprometerse con el Acuerdo de París, entonces el estudio estima que se podría lograr una reducción de emisiones de hasta el 49 por ciento en 2030, lo que estaría en línea con la limitación del aumento de temperatura global en 1,5ºC.

   Precisamente, a la presentación del informe en la COP25 ha asistido una delegación de líderes de Estados Unidos del Congreso, de las ciudades, de estados, de empresas y de otras instituciones, justo un mes después de que Estados Unidos iniciara el proceso para retirar al país del acuerdo de Parías.

   Sin embargo, estos líderes tienen en la COP25 el 'Centro de Acción climática de Estados Unidos'. En él participan las coaliciones 'We are still in' y la 'US Climate Alliance'.

   El Gobernador del estado de Washington, Jay Inslee, ha explicado que en respuesta a la inacción federal hace dos años lanzó la US Climate Alliance con los gobernadores Brown y Cuomo para defender los objetivos del Acuerdo de París. Ahora ya forman parte una coalición bipartidista de 25 gobernadores de varios estados, que están alineados con la acción climática.

    "La acción cooperativa de los Estados está preservando la credibilidad de los Estados Unidos en el extranjero al tiempo que crea oportunidades en el país. Los estados de la Alianza del Clima están en camino de reducir las emisiones entre un 20 y un 27 por ciento para el año 2025, al tiempo que mantienen el crecimiento económico que ha sobrepasado la economía nacional año tras año. Los estados están demostrando que es posible proteger el medio ambiente y crear puestos de trabajo", ha defendido.

   El conjunto de líderes de la coalición, de la que además de gobernadores forman parte alcaldes, empresas y otras entidades representan, en suma, al 68 por ciento del Producto Interior Bruto de Estados Unidos; al 65 por ciento de su población y al 51 por ciento de las emisiones.

   Si todos juntos fueran un país, esta coalición supondría la segunda mayor economía del mundo, solo por detrás del propio Estados Unidos. Así, consideran que podrían reducir un 37 por ciento sus emisiones en 2030 respecto a los niveles de 2005 e incluso, si se acordara una estrategia podrían elevar sus esfuerzos hasta una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero del 49 por ciento.

   Además, destacan que de ponerse en marcha estas medidas, a mediados de siglo la economía estadounidense podría llegar al objetivo de la neutralidad climática en 2050, de acuerdo con los objetivos del Acuerdo de París, tras el reciente informe global del IPCC.

   En definitiva confían en que Estados Unido puedan restablecer y solidificar su posición como líder en energías limpias en el siglo XXI, mejorar la salud de sus ciudadanos y los ecosistemas y proporcionar una transición justa para los trabajadores de las comunidades que dependen de los combustibles fósiles.

   "Estamos ya en el camino para este futuro. A través de los sectores económicos clave, los estados, las ciudades y las empresas estamos adoptando acciones concretas que pueden conducir a Estados Unidos a reducir sus emisiones a gran escala", concluye el informe.