EEUU.- BP dice estar avanzando con su nuevo método aunque habrá que esperar al domingo para ver si frena la fuga

Actualizado 28/05/2010 22:37:20 CET

HOUSTON, 28 May. (Reuters/EP) -

La petrolera británica BP afirmó este viernes que está logrando avances con su nuevo método para frenar la fuga de petróleo que está contaminando el golfo de México pero advirtió de que habrá que esperar hasta el próximo domingo para ver ha sido un éxito o un fracaso.

El presidente de BP, Tony Hayward, declaró en una serie de entrevistas en televisión que el procedimiento, que comenzó a aplicarse este miércoles, se está desarrollando "según lo previsto", pero tendrán que pasar otras 48 horas para que la empresa tenga "una opinión concluyente".

"Aún no sabemos si podremos tapar el pozo", dijo en el programa 'Today' de la NBC, y reiteró que hay una probabilidad de entre un 60 y un 70 por ciento de que el nuevo plan funcione.

El pozo ha estado expulsando diariamente una cantidad de petróleo equivalente a miles de barriles desde hace cinco semanas, después de que una plataforma petrolífera explotara y se hundiera, causando la muerte de once trabajadores. La marea negra ha invadido parte de los frágiles humedales de Luisiana y supone una amenaza para gran parte de la costa del golfo.

El nuevo procedimiento que está aplicando BP consiste en usar lodo de perforación para intentar empujar el petróleo al fondo del pozo y acabar así con la fuga. BP comenzó introducir el lodo el miércoles por la tarde, pero por la noche paró para analizar la presión, ya que una presión alta indica que aún está saliendo petróleo, y si está baja significa que el lodo lo está empujando hacia abajo.

Hayward explicó que entre la tarde de ayer, jueves, y esta noche, BP estuvo introduciendo materiales más sólidos como caucho triturado y pelotas de golf para añadir peso. El presidente de la petrolera añadió que hoy seguirá introduciendo lodo. BP ha detallado que el último paso será colocar cemento en el pozo para sellarlo.

En caso de que este plan no funcione, la compañía británica tiene otras dos opciones. Una de ellas consiste en intentar transportar la "mayoría" del petróleo mediante una tubería a un buque de perforación que estaría en la superficie, y la otra es colocar una gran válvula que permite sellar pozos petrolíferos sobre otra que no cumplió su función al no evitar la explosión de la plataforma.

Por otro lado, BP empezó este mes la perforación de dos 'pozos de alivio' situados cerca del que está generando el vertido con el fin de extraer el petróleo para que no salga por el pozo averiado. Sin embargo, el presidente de Transocean --la empresa propietaria de la plataforma petrolífera, que arrendaba a BP--, Steven Newman, afirmó que actualmente sólo continúa una de las operaciones de perforación.