EEUU/Colombia.- EEUU congela los bienes a los padres del narcotraficante Ramírez Abadía

Actualizado 30/08/2006 2:46:20 CET

WASHINGTON, 30 Ago. (EP/AP) -

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos añadió en su lista de "entidades especiales designadas como traficantes de narcóticos" a cuatro personas y dos empresas relacionadas con Juan Carlos Ramírez Abadía, quien enfrenta tres acusaciones federales por narcotráfico y asociación delictiva.

Entre las cuatro personas implicadas se encuentran el padre y la madre de Ramírez Abadía, quien se encuentra en la lista desde agosto del 2000.

La lista, que está en manos de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros, ordena la congelación de los bienes de esas personas en Estados Unidos y prohibe las transacciones comerciales que pudieran sostener personas y empresas estadounidenses con ellas.

El director de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros, Adam J. Szubin, indicó que Ramírez Abadía "ha sido uno de los traficantes más poderosos y escurridizos de Colombia".

"Hoy estamos denunciando y tomando medidas contra elementos de su red financiera por primera vez, incluidas algunas empresas que parecen ser legítimas pero que fueron construidas con ganancias del narcotráfico", dijo Szubin.

Un comunicado de prensa del Departamento del Tesoro identificó a las cuatro personas como Omar Ramírez Ponce y Carmen Alicia Abadía Bastidas, los padres de Ramírez Abadía. También fueron incluidos dos socios comerciales: Jorge Rodrigo Salinas Cuevas y Edgar Marino Otalora Restrepo.

Los cuatro operaban una empresa de distribución de fármacos en Colombia, llamada Disdrogas Limitada, que fue fundada a finales de la década de los ochenta, cuando Rodríguez Abadía pertenecía al cartel de las drogas de Cali, informó el Departamento del Tesoro.

La segunda empresa, la Ramírez Abadía y Cía. S.C.S., fue fundada para administrar bienes raíces y otras empresas.

Ramírez Abadía enfrenta acusaciones federales de tráfico de drogas en los estados de Colorado en 1994 y Nueva York en 1995. Se entregó a las autoridades colombianas en 1996 y estuvo en la cárcel hasta el 2002.

"Ramírez Abadía continuó sus actividades de tráfico de drogas y se alió firmemente con el cartel del Valle Norte", indicó el Departamento del Tesoro. En el 2004, una corte federal del Distrito de Columbia presentó una acusación contra el cartel del Valle Norte bajo la ley de Organizaciones Influidas y Corrompidas por el Crimen Organizado y nombró a Ramírez Abadía como el líder del cartel del Valle Norte.

El Departamento del Tesoro indicó que unas 1.294 empresas y personas, casi todas en América Latina, se encuentran en la lista de traficantes.

Asimismo, indicó que hay 489 empresas mencionadas en la lista y que abarcan una muy amplia gama de negocios, que van desde la crianza de caballos, minería, los bienes raíces, la aviación y las inversiones.