Actualizado 09/01/2006 20:24:20 +00:00 CET

EEUU/Cuba.- Los guardacostas de Miami repatrían a Cuba a 67 balseros

MIAMI, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

El servicio de guardacostas de Miami ha repatriado a Cuba a un total de 67 'balseros' que habían sido interceptados en los últimas días cuando intentaban llegar a las costas de Estados Unidos, según informa la prensa local.

Entre los repatriados hoy a Bahía de Cubanas se encuentran los 15 inmigrantes que habían sido localizados el pasado jueves en el viejo Puente de las Siete Millas, en los cayos de Florida (sur de Estados Unidos), informó el servicio de guardacostas en un comunicado.

De acuerdo con las leyes vigentes, los cubanos que pisan tierra estadounidense pueden generalmente permanecer en el país, mientras que los capturados en el mar son generalmente repatriados a la isla caribeña.

Los 15 balseros pensaban que estaban seguros al llegar al viejo Puente de las Siete Millas pero al histórico puente -en paralelo a otro más nuevo- se le han caído algunos de sus tramos y están en algunas de las partes aisladas, que no están conectadas con tierra.

Tal como entendió el Gobierno federal en un primer momento, eso significa que el grupo de inmigrantes nunca llegó al territorio estadounidense y, en consecuencia, finalmente han sido deportados a Cuba por el servicio de guardacostas.

Bajo el grito de "Tocaron tierra, tocaron tierra", una treintena de familiares y amigos de los 'balseros' protagonizaron ayer una jornada de protestas frente a las instalaciones del Servicio de Guardacostas en South Beach, exigiendo la liberación de los cubanos.

Varios de los familiares de los balseros que todavía permanecían a bordo de un escampavías de los guardacostas, decidieron pernoctar indefinidamente en el puente de La Playa para acompañar al activista Ramón Saúl Sánchez, del Movimiento Democracia.

"Si el Puente de las Siete Millas no es territorio norteamericano, entonces tampoco lo es la estatua de la Libertad de Nueva York", argumentó Sánchez, refiriéndose al criterio del Servicio de Guardacostas de que la llegada a un puente no ampara a los balseros.

De acuerdo a los testimonios de los familiares, el grupo de cubanos salió en la noche del pasado 2 de enero desde Matanzas, y llegó a una de las columnas del viejo Puente de las Siete Millas en la madrugada del pasado miércoles 4, donde permanecieron después de que la embarcación rústica en que viajaban terminó de hundirse.