Actualizado 06/11/2013 15:54:46 +00:00 CET

La función sexual mejora en las mujeres tras la cirugía bariátrica

Cirugía Bariátrica Pionera En El Hospital Vall D'hebron
Foto: HOSPITAL VALL D'HEBRON

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Las mujeres con peor calidad de la función sexual antes de la cirugía bariátrica experimentaron las mejoras más significativas al año de la operación, según concluye un nuevo informe de investigadores de la Facultad de Medicina de Perelman de la Universidad de Pennsylvania, en Estados Unidos, y publicado este lunes en 'JAMA Surgery'.

   Las mejoras significativas en la función sexual en general, más hormonas reproductivas y un mejor estado psicológico se mantuvieron más de dos años después de la cirugía.

   "Para muchas personas, el sexo es una parte importante de la calidad de vida. Las pérdidas masivas de peso que suelen darse tras la cirugía bariátrica se asocian con mejoras significativas en la calidad de vida", resumió el autor principal del estudio, David Sarwer, profesor de Psicología en Psiquiatría y Cirugía en la Facultad de Medicina de Perelman en la Universidad de Pennsylvania.

   Los investigadores siguieron a 106 mujeres con un índice de masa corporal (IMC) medio de 44,5 que se sometieron a cirugía bariátrica (85 bypass gástricos tenían y 21 procedimientos de banda gástrica). Después de la cirugía, las mujeres perdieron un promedio del 32,7 por ciento de su peso corporal inicial después del primer año y el 33,5 por ciento, al final del segundo año.

   Se observaron mejorías en la función sexual en general , así como áreas específicas de la función sexual como el deseo, la excitación, la lubricación y la satisfacción general.

   Hubo mejoras significativas en todos los niveles de la hormona de interés sexual, que pueden afectar tanto al comportamiento sexual como a la fertilidad.

   Si bien el estudio no analizó directamente la correlación entre la pérdida de peso inducida quirúrgicamente y el estado reproductivo, sus autores sí encontraron evidencia indirecta de que puede haber un potencial impacto, en base a las mejoras en los niveles hormonales relacionados con la fertilidad.

   Las mujeres notaron mejoras en todos los ámbitos de la salud y la calidad de vida relacionadas con el peso, así como mejoras en la imagen, los síntomas depresivos del cuerpo y la satisfacción de la relación.