Actualizado 07/03/2006 21:32 CET

EEUU/México.- Más de medio millón de inmigrantes ilegales, la mayoría mexicanos, entran al año en EEUU, según un estudio

WASHINGTON, 7 Mar. (EP/AP) -

Más de medio millón de inmigrantes ilegales están entrando al año en Estados Unidos a pesar de las dificultades que implica el viaje y los controles más severos en las fronteras, según un estudio difundido hoy y que señala a México como país origen del 56% de dicho flujo.

Después de los mexicanos, que representan 6,2 millones de inmigrantes, el 22% o unos dos millones proceden de otros países latinoamericanos, sobre todo de Centroamérica, y el 13% de Asia, mientras que Europa y Canadá se reparten un 6% cada uno.

"Es difícil ver un efecto de las medidas de seguridad fronteriza", afirmó Jeffrey Passel, coautor del trabajo difundido por Pew Hispanic Center, un grupo de Washington que analiza las tendencias hispanas en la nación.

El informe, "Densidad y características de la población inmigrante no autorizada en Estados Unidos", sostiene que ahora existirían en la nación entre 11,5 y 12 millones de indocumentados.

En el año 2000 había unos 8,4 millones de "no autorizados" en Estados Unidos, según la Oficina de los Censos. El aumento de más de tres millones en cinco años eleva la media a unos 600.000 por año.

El total de inmigrantes ilegales representa el 5% de la fuerza laboral estadounidense y según Pew Hispanic Center, 7,2 millones o 6 de cada diez indocumentados tiene un empleo.

Según el estudio, hasta marzo de 2005, un 66% de los inmigrantes ilegales había estado en Estados Unidos durante diez años o menos, y ese mismo año representaban un tercio de la población nacional nacida en el extranjero, otro 28% eran residentes permanentes legales y un 31% ciudadanos estadounidenses por naturalización.

Entre 2000 y 2005 el número de inmigrantes ilegales de México se incrementó en 1,5 millones, el de Centroamérica creció en más de 465.000 y los de Asia en más de 365.000.

"Los inmigrantes indocumentados pagan impuestos y contribuyen a nuestra economía y al desarrollo cultural y social de sus comunidades", valoró Peta Ikambana, del American Friends Service Committee (Comité de Servicios Amigos Americanos), uno de los grupos participantes en una manifestación hoy frente al Capitolio para pedir leyes no represivas de inmigración.

Mientras, Steven Camarota, del Center for Immigration Studies (Centro para Estudios de Inmigración), señaló que no le sorprendía el continuo incremento en el número de inmigrantes ilegales y que la campaña de mayor severidad policial no estaba dando los resultados esperados.

Asimismo, subrayó un reciente un reciente informe del Gobierno que indica que muy pocos empresarios que contratan indocumentados son multados: en 2004 sólo tres empresas fueron multadas frente a las 417 de 1999.