EEUU.- Obama visita la zona más afectada por los tornados y tormentas, que han causado 310 muertos

Actualizado 29/04/2011 20:52:35 CET

TUSCALOOSA (EEUU), 29 Abr. (Reuters/EP) -

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha visitado este viernes la zona más afectada por la serie de tornados y fuertes tormentas que ha azotado el sur y el este de Estados Unidos y que ha dejado un total de 310 muertos.

Acompañado por su familia, el mandatario norteamericano se ha desplazado hasta la ciudad universitaria de Tuscaloosa, en Alabama, la zona más afectada por las inclemencias meteorológicas, que han provocado daños materiales y víctimas en siete estados norteamericanos.

La serie de tornados y tormentas de esta semana ha sido la peor catástrofe natural que ha sufrido el país desde el paso del huracán Katrina en 2005. Sólo en el estado de Alabama, ha habido un total de 210 muertos.

En su aproximación al aeropuerto de Tuscaloosa, el avión presidencial Air Force One ha sobrevolado la zona afectada por los tornados, permitiendo al presidente Obama y a su familia tener una clara visión de la zona de varios kilómetros de largo y varios metros de ancho que ha quedado destrozada.

El mandatario estadounidense ha querido demostrar con esta visita que la ayuda del Gobierno federal a las zonas más afectadas por los tornados y las tormentas está en camino y que no está abordando esta cuestión con ligereza. Su predecesor en el cargo, el presidente George W. Bush, fue duramente criticado por su lenta reacción ante el huracán Katrina.

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carner, ha subrayado que Obama

"quiere destacar ante el resto de América el sufrimiento que una tormenta como esta conlleva para tantas familias".

La recuperación de los territorios afectados por las tormentas y los tornados podría costar miles de millones de dólares y, a pesar de la ayuda federal, los estados damnificados podrían tener dificultades para recuperarse de la crisis económica. Los daños por las inclemencias meteorológicas supondrán una carga económica adicional para los gobiernos locales.

Los tornados son bastante habituales en el sur y en el medio oeste de Estados Unidos pero no suelen tener tanto poder destructivo. Además de las muertes registradas en Alabama, también ha habido víctimas mortales en Mississippi, Tennessee, Arkansas, Georgia, Virginia y Louisiana.

Los tornados han arrasado la industria avícola de Alabama, que es el tercer mayor productor del país, y han provocado importantes daños en al menos una mina de carbón y en otras industrias.

La segunda mayor planta nuclear de Estados Unidos, la central de Browns Ferry en Alabama, podría permanecer inoperativa durante semanas después de perder el suministro eléctrico por los tornados, lo que provocó que se desconectaran automáticamente sus tres reactores, evitando un desastre nuclear, según las autoridades.

La compañía textil VF Corp ha informado de que uno de sus centros de distribución de pantalones, situado en Hackleburg, en Alabama, ha quedado destruido por los tornados y las tormentas, que han acabado con la vida de uno de sus trabajadores.

A primera hora de este viernes, las autoridades estadounidenses han desplegado equipos de búsqueda y rescate en Tuscaloosa, que alberga la Universidad de Alabama, para ayudar a los supervivientes a recoger los escombros de las viviendas y establecimientos destrozados por los tornados.

La serie de tornados, incluido uno de 1,6 kilómetros de diámetro, ha dejado una senda de destrucción, ha reducido viviendas a escombros, ha volcado vehículos y ha dejado muchas zonas sin suministro eléctrico y otros servicios.

"Estamos introduciendo hoy los perros para buscar cadáveres", ha explicado a Reuters la ayudante del alcalde de Tuscaloosa, Heather McCollum, que ha situado en 42 la cifra de muertos en esta localidad aunque ha advertido de que el número podría aumentar. Además, ha indicado que hay un total de 900 heridos.

Los tornados han dejado a cientos de personas sin hogar, que ahora se están alojando en refugios. Las autoridades han impuesto un toque de queda, que seguirá vigente este viernes, para impedir que se produzcan saqueos. Por el momento, según la asistente del primer edil, no ha habido casi ninguno.

Las tormentas de los últimos días han dejado a un millón de hogares sin electricidad. Además, las autoridades de Alabama y de Tennesse han pedido a los ciudadanos que llenen los depósitos de combustible de sus coches ante la posibilidad de que haya escasez de suministro por los daños que han sufrido las estaciones de servicio.

Una de las zonas que ha resultado más dañada por las tormentas y los tornados ha sido la Universidad de Alabama, en Tuscaloosa, en la que han muerto dos estudiantes. Las autoridades universitarias han decidido cancelar los exámenes finales y posponer hasta el próximo mes de agosto las graduaciones.

Muchos de los estudiantes han tenido que dormir sin electricidad en sus habitaciones de las residencias universitarias y han decidido abandonar este viernes el campus. "Todo el mundo se está yendo", ha explicado Katie Bayless, de 19 años, a la que sus padres han ido a recoger tras pasar toda la noche conduciendo desde Houston (Texas).

 

Lo más leído

  1. 1

    Colombia.- El Gobierno considera "lamentable" el balance de la jornada de protestas en Colombia

  2. 2

    México.- Más de 50 policías municipales detenidos por la desaparición de un activista en México

  3. 3

    México.- Mueren dos actores al caer de un puente durante la grabación de una serie en México

  4. 4

    Venezuela.- La UE destinará 111 millones de eurs en 2020 para mitigar la crisis humanitaria de Venezuela

  5. 5

    Centroamérica.- México rescata a 402 migrantes y busca a 58 que han ingresado por la zona selvática del río Suchiate