Actualizado 23/08/2006 01:58 CET

EEUU.- Las pruebas de ADN demuestran la inocencia de un cubano que pasó 24 años en una cárcel de Florida por violación

MIAMI, 22 Ago. (EP/AP) -

El ciudadano estadounidense de origen cubano Orlando Boquete salió el lunes de la cárcel de Florida en la que pasó 24 años condenado por el delito de violación después de que las pruebas de ADN demostraran su inocencia.

Boquete, de 52 años, quien estaba cumpliendo una sentencia de 55 años de cárcel, fue exonerado el pasado mayo de la violación ocurrida en Cayo Hueso en 1982. Sin embargo, inmediatamente después fue detenido por las autoridades migratorias y se inició su proceso de deportación porque había escapado de prisión dos veces. En una de estas ocasiones estuvo prófugo durante 10 años.

La justicia estadounidense también le había acusado de varios delitos, como negociar artículos robados y posesión ilegal de armas de fuego, años después de que llegara a Florida procedente de Cuba, durante el masivo éxodo del puerto de Mariel, en 1980.

En las inmediaciones del Centro de Detención Krome, en las afueras de Miami, Boquete declaró a los medios de comunicación que funcionarios estatales y federales habían escrito mal su nombre durante años en los documentos oficiales, donde figuraba como Orlando 'Bosquete'. "Comenzaré mi vida de nuevo. Todo lo que pase será bueno. Nada malo puede pasarme", manifestó.

Según el acuerdo con inmigración, explicaron sus abogados, podrá quedarse en Estados Unidos siempre y cuando cumpla con una serie de condiciones, como presentarse regularmente a las autoridades migratorias.

Abogados de la organización Innocense Project, que aboga por la utilización de pruebas de ADN para demostrar la inocencia de determinados prisioneros, trabajaron con funcionarios federales para resolver el caso de Boquete.