El Ejército acusa al ELN del último atentado contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas

Guerrillero del ELN
REUTERS / STRINGER .
Publicado 06/02/2018 17:47:20CET

   BOGOTÁ, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El Ejército de Colombia ha atribuido este martes a la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) el atentado perpetrado el lunes contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas, uno de los objetivos predilectos del grupo armado, que ha provocado un nuevo derrame de crudo.

   La petrolera colombiana Ecopetrol, que gestiona el oleoducto, informó el lunes sobre un nuevo ataque a la altura del municipio de Saravena, en el departamento de Aragua (noreste) que ha provocado un "derrame de crudo en el suelo y en la capa vegetal, sin afectación a cuerpos de agua", para la cual ya se ha puesto en marcha un plan de contingencia.

   Ecopetrol ha indicado que en lo que va de año ya "se han presentado diez ataques contra este sistema de transporte de hidrocarburos" y, además, "se han identificado seis válvulas ilícitas en los departamentos de Arauca, Boyacá y Norte de Santander".

   "Ecopetrol rechaza estas acciones ilegales que ponen en riesgo la integridad de las personas, el desarrollo y el bienestar de las comunidades, afectan gravemente el medio ambiente e impiden la normal operación de las actividades petroleras", ha dicho en un comunicado.

   Por su parte, la Fuerza de Tarea Quirón del Ejército colombiano ha emitido este martes otra nota oficial en la que culpa del ataque contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas al Frente Domingo Laín Sáenz, concretamente a la Comisión Camilo Cienfuegos, del ELN.

   "La Fuerza de Tarea Quirón rechaza vehementemente la forma en que el ELN atenta de manera directa en contra de la población civil y de los recursos naturales del departamento de Arauca", ha indicado y ha subrayado que esto "infringe las normas del Derecho Internacional".

   Este nuevo atentado supone otro golpe para el diálogo de paz, que permanece suspendido por orden del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, precisamente por la escalada de violencia sobre el terreno, que se ha reanudado al expirar la tregua vigente entre el 1 de octubre y el 9 de enero y que las partes intentan renovar.