Emigrantes pasan días hacinados en buses sin comida bajo custodia mexicana

Publicado 06/04/2015 21:39:29CET
Emigrantes en América Latina
JOHN MOORE

MÉXICO DF, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

Funcionarios del Instituto Nacional de Migración mexicano (INM) habrían mantenido a grupos de emigrantes hacinados en autobuses y sin suministrarles alimentos durante periodos de hasta 48 horas, según ha denunciado una agente de los Grupos Beta del INM, dedicado a prestar auxilio a los inmigrantes.

La agente, Freda Berenicd Cárdenas, se refiere a casos ocurridos en la ciudad de San Fernando, en el estado de Tamaulipas (noreste), donde presenció estos maltratos contra los migrantes, según recoge el periódico mexicano 'La Jornada'. Berenicd prestaba atención de enfermería a los emigrantes.

En su informe, dirigido a las autoridades, relata abusos de individuos identificados por su nombre y apellidos, como el coordinador operativo del INM en San Fernando, José Ramiro Valadez García, quien en lugar de enviar a los extranjeros a la Estación Migratoria de Matamoros, los dejaba encerrados en un camión.

En estas estaciones migratorias, los extranjeros son atendidos por personal médico que evalúa su estado de salud, su higiene y se les proporciona un menú especial con tres comidas al día.

"No importando para los agentes de Migración, al mando de José Ramiro Valadez García, que fueran niños, mujeres -algunas embarazadas-, hombres y personas discapacitadas, se encontraban en condiciones de hacinamiento, con un baño para todos, sucio y antihigiénico", denuncia la agente.

El informe denuncia que ella misma era sometida abusos tales como trabajar turnos de 20 horas en los se limitaba su permiso para alimentarse e ir al baño. "Como resultado de esta situación sufrí de una infección urinaria y vaginal además de presentar mareos por la inanición que fui sometida porque se me obligaba a cumplir turnos de 20 horas", explica.

Además, denuncia que Valadez García se refería a ella siempre de una manera déspota y machista; algunas veces, dice, le hizo comentarios agresivos y explícitos de forma sexual.