Actualizado 22/07/2010 23:21:47 +00:00 CET

Los empleados de la plataforma de BP ya estaban preocupados antes del accidente

Vertido de petróleo de BP en el Golfo de México
REUTERS

NUEVA YORK, 22 Jul. (Reuters/EP) -

Los empleados de la plataforma petrolífera Deepwater Horizon habían expresado sus preocupaciones por las normas de seguridad seguidas en su lugar de trabajo un mes antes del accidente del 20 de abril, en el que murieron once de ellos y que produjo el vertido de petróleo sobre el golfo de México.

La propietaria de las instalaciones, Transocean, concluye no obstante en su último informe que las medidas de seguridad eran "relativamente fuertes" y que los trabajadores tenían una visión muy positiva de su gestión.

El 'New York Times' ha recogido declaraciones de los empleados, quienes dicen que "con frecuencia veían conductas peligrosas" pero no daban advertencia alguna por temor a represalias. Otro empleado dijo que la compañía siempre estaba utilizando "tácticas de miedo".

Menos de la mitad de los encuestados aseguraron sentirse seguros de poder notificar este tipo de fallos a sus superiores sin represalia alguna. Por otro lado, según un estudio que data de 2007, un tercio de la plantilla creía que la fusión entre Transocean y GlobalSantaFe había afectado a la seguridad.

Lou Colasuonno, portavoz de Transocean, ha señalado que la noticia del periódico neoyorquino había sacado de contexto los comentarios y manipuló la información sobre las normas de las instalaciones. "Contradice directamente los hallazgos hechos directamente por los inspectores", afirmó.

El informe determina que los trabajadores podían trasladar sus preocupaciones a los supervisores, si bien admite que "tenían poca influencia" a otros niveles y solo trataban temas que podían resolverse en la misma plataforma. Aunque la perforadora era propiedad de Transocean, la británica BP era la responsable del negocio.