Encarcelados tres enfermeros uruguayos acusados de matar a 16 personas

Actualizado 19/03/2012 7:12:58 CET

MONTEVIDEO, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Un tribunal de Uruguay ha ordenado el ingreso en prisión preventiva de tres enfermeros --dos hombres y una mujer-- acusados de provocar la muerte a al menos 16 personas, en lo que parecen casos de eutanasia.

   En una rueda de prensa, el juez de lo penal Rolando Vomeri ha explicado que los tres enfermeros han sido acusados formalmente de un delito de homicidio especialmente agravado en reiteración real por los 16 casos que han reconocido.

   Uno de los enfermeros, de 39 años de edad y empleado del Hospital Maciel y de la Asociación Española, ha confesado cinco homicidios; y el otro, de 46 años de edad y empleado en el mismo centro sanitario, ha admitido once. En cambio, la mujer, esposa de uno de ellos y empleada en la Asociación Española, habría participado como encubridora de los hechos.  

   Vomero ha señalado que los acusados inyectaban morfina y aire a los pacientes, "lo que les ocasionaba la muerte en pocos minutos". Fuentes judiciales consultadas por el diario uruguayo 'El País' apuntan que, en su mayoría, las víctimas no estaban en fase terminal. Entre los fallecidos hay una mujer que murió un día después de recibir el alta médica.

   El juez ha advertido de que, aunque hasta ahora solamente han reconocido 16 homicidios, podría haber más, por lo que "la investigación continúa". Según 'El País', la Justicia Penal baraja una cifra de 50 casos, mientras que la Policía habla de 200.

   Los tres enfermeros han sido detenidos después de dos meses de investigación que comenzaron cuando un trabajador del Hospital Maciel acudió a la Policía tras darse cuenta de que "estaban ayudando a morir a la gente". Los acusados han reconocido este extremo, argumentando que no querían "ver sufrir a la gente".

   En este contexto, el ministro de Salud Pública, Jorge Venegas, ha expresado su "consternación por el hecho y dolor por los ciudadanos". Por su parte, su homólogo de Interior, Eduardo Bonomi, ha anunciado que los nombres de los tres enfermeros se darán a conocer en los próximos días.

   Por su parte, Ines Massiotti, abogada de uno de los enfermeros, ha asegurado que su cliente era consciente de sus actos, aunque ha matizado que los cometió "por piedad". Además, ha apuntado que el examen psicológico podría revelar un trastorno que podría haber afectado al desempeño de su trabajo porque fue víctima de abusos sexuales durante su infancia.