¿Qué se esconde detrás de la imagen de un niño brasileño bañándose con jaguares?

Actualizado 10/12/2018 17:58:12 CET
JAGUAR
TWITTER
 

   BRASILIA, 10 Dic. (Notimérica) -

   La imagen de un niño brasileño bañándose con jaguares le ha dado la vuelta al mundo y los usuarios debaten en las redes sociales si se trata de un montaje o de una fotografía real.

   El pequeño se llama Tiago Silveira, tiene 12 años y su foto bañándose en un laguna con dos jaguares, está siendo más que viral. Asimismo, ha suscitado multitud de comentarios y opiniones en las redes sociales desde que fue publicada. Muchos opinan que se trata de un montaje, aunque lo cierto es que es totalmente real.

   El menor es hijo de dos biólogos que coordinan el Instituto Jaguar de Brasil (IOP), en el estado de Goiás, el centro de Brasil. Tiago vive y juega con estos dos grandes felinos desde que era pequeño, aunque sabe muy bien poner los límites.

VIVIR COMO EN LA SELVA

   Se llama Tiago Silveira, tiene 12 años, vive en Brasil y su foto bañándose en una laguna con dos jaguares, uno de ellos incluso parece que le está abrazando, ha dado la vuelta al mundo.

   La imagen, que se ha vuelto viral, ha suscitado muchos comentarios y opiniones en redes sociales desde que fue publicada. Muchos opinan que se trata de un montaje pero lo cierto es que es totalmente real.

TIAGO SILVEIRA

   "Tengo algunos amigos que me dicen que la imagen es falsa, pero a muchas otras personas les gusta y quieren conocer a los jaguares. Es bueno mostrar algo de mi experiencia a quienes no han tenido tanta suerte como yo", comentó el niño.

   "Tengo algunos amigos que me dicen que la imagen es falsa, pero a muchas otras personas les gusta y quieren conocer a los jaguares. Es bueno mostrar algo de mi experiencia a quienes no han tenido tanta suerte como yo", comenta el niño a BBC Brasil.

   Su padre explicó en la entrevista que los jaguares no tienen a los humanos como presa, simplemente reaccionan ante nuestras acciones, por lo que es importante respetarlos y saber cómo actuar ante ellos.

   "Es crucial entender los límites. Cuando el jaguar quiera proximidad, vendrá. No son animales sociales, pero crean vínculos de por vida con los humanos", asegura Silveira. "Estamos tratando de salvar una especie y quiero continuar con esta lucha", afirma el padre del pequeño.

Para leer más