España.-Acusados de pertencer a los Ñetas y matar a un Latin King niegan los hechos y dicen que defendieron a la víctima

Actualizado 14/11/2006 16:24:15 CET

Una testigo de los hechos afirma que uno de los imputados rompió una botella en la cabeza de la víctima e hizo la señal de los 'Ñetas'

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los dos acusados de pertenecer a los 'Ñetas' y de haber matado a un 'Latin King' en noviembre del 2004 en Carabanchel, afirmaron hoy que ni pertenecen ni han pertenecido a esta banda y que estuvieron en el lugar de los hechos pero "jamás" agredieron al 'Latin King' asesinado. Asimismo, uno de los dos imputados aseveró que incluso se metió en la pelea "para defender a la víctima".

Juan Francisco J.M. y Gabriel Eduardo P.J. se sentaron esta mañana en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial de Madrid como presuntos autores de un delito de asociación ilícita y otro de asesinato, por los hechos ocurridos en noviembre del 2004 por los que el fiscal pide 22 años de prisión para cada uno de ellos.

El escrito de conclusiones provisionales de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press, considera probado que el 14 de noviembre del 2004 los dos imputados, acompañados de al menos otros ochos individuos no identificados, acudieron al parque Cantoria (Carabanchel) con la intención conjunta de acabar con la vida del ecuatoriano Jesús Rafael A.A., conocido como 'El Maestro' y que presuntamente pertenecía a la banda de los 'Latin king'.

Una vez allí, acorralaron a Jesús Rafael A.A., que contaba con 20 años de edad y que estaba con otros amigos que pudieron huir, y le golpearon y le tiraron al suelo, donde con botellas rotas, piedras y un cuchillo le causaron numerosas lesiones hasta acabar con su vida.

"INTENTÉ SEPARAR LA PELEA"

En la vista oral celebrado esta mañana, el acusado Juan Francisco J.M., conocido como 'Pepito', aseguró que vio la pelea y que se metió "para defender" a la víctima. "Yo intenté separarles, y les decía a mis compatriotas (de nacionalidad ecuatoriana) que lo dejaran de pegar porque se estaban pasando. Intenté ayudarle para que no siguieran golpeándolo", dijo Juan Francisco.

En cuanto a la autoría del asesinato, Juan Francisco indicó que cuando volvieron todas las personas que estaban en el parque Cantoria al metro, vio como "el Oso y el Brian se dedicaban a pedir pañuelos para limpiar sus cuchillos de sangre". "Si hubiera sido uno de los autores del asesinato me hubiera votado (ido) de España", concluyó.

Mientras, Gabriel Eduardo P.J., que según dijo meses antes de este suceso "había sido acuchillado por presuntos miembros de los 'Latin King'", subrayó durante la vista oral que no participó en la agresión a Jesús Rafael A.A., que "nunca" lleva navaja y que no pertenece a los 'Ñetas'. También manifestó que vio como "el Oso y Brian, que era menor de edad, sacaban pecho de los navajazos que habían metido cada uno".

Por su parte, una de las testigos protegidos que declaró en el juicio apuntó que estaba con Jesús Rafael A.A. cuando "se abalanzaron un montón de gente a pegarle mientas gritaban que 'llegan los Ñetas'". "Venían con botellas, con palos y con piedras, y le tiraron al suelo y no paraban de pegarle. Cuando todos [los agresores] salían corriendo, Pepito le rompió una botella en la cabeza al tiempo que hacía la señal de los 'Ñetas'", añadió la testigo.

"RAFAEL ANDABA CON LOS 'LATIN KING'"

Esta testigo reconoció que Jesús Rafael A.A. "siempre andaba con los 'Latin King' y era conocido como 'El Maestro'". "Al día siguiente fui a comisaría para denunciar los hechos, y llevé una fotografía de Pepito que él me había dado cuando yo iba con los Ñetas", explicó la amiga del fallecido. Otra testigo protegida también dijo que reconoció a Pepito durante la agresión, aunque no le había reconocido en una rueda de reconocimiento que se hizo meses antes.

El escrito de conclusiones provisionales de la Fiscalía también recoge que los acusados pertenecen a la banda llamada 'Ñetas', a la que define como "asociación de carácter estable, con jerarquía interna y que promueve la comisión de actos violentos sobre todo contra la banda rival 'Latin King', a la que pertenecía el fallecido y que fue el motivo de la agresión".

"La organización dispone de una especie de manifiesto 'Asociación pro derecho al confinado. Ñeta-Normas de la Asociación" en la que veladamente se promueven este tipo de actos de venganza y violencia", concluye el escrito del Ministerio Fiscal.