España/Bolivia.- El coronel de la Policía boliviana niega que Villanueva haya sido torturado

Actualizado 13/02/2006 21:02:40 CET

SEVILLA, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

El coronel retirado Humberto Gutiérrez, anteriormente comandante de la Policía Técnica Judicial (PTJ) de Santa Cruz (Bolivia), negó hoy en la sexta sesión del juicio que se sigue contra el empresario sevillano Javier Villanueva, para el que se piden 30 años por el presunto asesinato de la fiscal antidroga Mónica Von Borries con un coche-bomba, haber torturado a éste con posterioridad a su detención.

En declaraciones a Europa Press, Villanueva, al referirse a la declaración de Gutiérrez, alegó que "no había visto tantas mentiras juntas en mucho tiempo", al tiempo que expresó su convicción de que las "contradicciones" y "falsedades" pronunciadas por este testigo quedarán demostradas, "y ya veremos luego si presentamos la correspondiente denuncia por falso testimonio".

Según el sevillano, Gutiérrez mintió a la hora de hablar sobre circunstancias tales como una supuesta resistencia al arresto, la inexistencia de torturas o la hora de la llegada de Villanueva a la sede de la PTJ tras su detención.

El otro testigo que declaró hoy fue el dueño de la clínica 'Bilbao', en la que estuvo ingresado el italiano Marco Marino Diodato, supuesto cabecilla de la banda que presuntamente formaban el propio Villanueva, junto al brasileño Ricardo Borba y el boliviano Freddy Hurtado --que también se sientan estos días en el banquillo de la Corte de lo Penal Cuarta de Santa Cruz--, así como el también brasileño Sandro de Carvalho, prófugo junto a Diodato.

La única intención de la declaración de este testigo, según Villanueva, era confirmar que el teléfono que Diodato tenía instalado en su habitación del centro era clandestino, algo que carece de sentido para el sevillano, "pues si hubiera querido comunicarse clandestinamente se hubiera llevado un celular (móvil)".

ESTA TARDE DECLARA EL POLICIA QUE SUPUESTAMENTE LO TORTURO

El sevillano, que criticó la prohibición de que el cónsul español pueda llevarle y traerle a la Corte y un presunto allanamiento en el despacho de sus abogados, también desveló que en la tarde de hoy está previsto que declare el teniente coronel Ramiro Vega, el supuesto jefe del operativo policial que llevó a cabo su tortura, como testigo de más relevancia.

El juicio contra Villanueva comenzó el pasado 6 de febrero, con la lectura de un manifiesto por parte de la Fiscalía en el que expresaban su intención de "impartir justicia de forma imparcial", pese a las "presiones" recibidas de determinados medios de comunicación e instituciones extranjeras.

Javier Villanueva ya expresó a Europa Press su "alivio" por el hecho de que Ricardo Borba hubiera declarado en la segunda sesión de la vista oral que vio "a un hombre alto y con gorra, de espaldas, diciendo en un principio que me reconoció por la forma de andar".

El brasileño también admitió la existencia de "un trato" con la embajada americana, e incurrió en numerosas "contradicciones" a la hora de hablar de aspectos como la hora a la que se produjo el atentado o los antecedentes penales de Borba en Brasil.

Con posterioridad, dos testigos de la acusación tampoco fueron capaces de afirmar con certeza que el sevillano se encontrase presente en el lugar de los hechos.