España.- Cavallo afirma que el recurso contra la extradición a Argentina responde al "sesgo ideológico" de la Fiscalía

Actualizado 29/12/2006 20:38:29 CET

Su abogado ha enviado sendas cartas a Conde-Pumpido y Zaragoza, en las que dice que no recurre el fiscal, "lo hace la UPF".

MADRID, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

El abogado del ex represor argentino Ricardo Miguel Cavallo, Fernando Pamos de la Hoz, critica con dureza en sendas cartas remitidas al fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, y el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, el recurso presentado por la Fiscalía contra la decisión de esta sede judicial de declararse no competente para juzgar al ex militar por los crímenes que se le atribuyen de la dictadura argentina (1976-83).

En las misivas, a las que ha tenido acceso Europa Press, se afirma que el recurso fiscal responde al "sesgo ideológico dominante" en la Fiscalía, ya que quien, según el abogado, lo ha presentado no es el Ministerio Público sino la Unión Progresista de Fiscales (UPF), asociación gracias a la que se inició el procedimiento y a la que pertenecen, según el letrado, el fiscal jefe de la Audiencia y la fiscal adscrita a la causa que se siguió contra el ex militar argentino Adolfo Scilingo, quien fue condenado a 640 años de cárcel.

Las cartas incluyen recortes de prensa con declaraciones del fiscal del Tribunal Supremo Carlos Castresana, quien fue portavoz de la asociación progresista, en relación con su intervención en la causa en la que se investigan los crímenes cometidos durante las dictaduras chilena y argentina, y del propio fiscal general, que el pasado mes de junio se mostró partidario de reflexionar sobre la intervención de la Justicia española en estos casos, después de que Argentina hubiese abolido las leyes de punto final y obediencia debida.

En cuanto a Conde-Pumpido, la carta afirma que "pasó de magistrado, con voto minoritario en el 'caso Guatemala', a ser fiscal general que ordenara el apoyo del recurso de amparo de la querellante (Rigoberta) Menchú, ¡compaginando el papel de juez y fiscal en la misma causa!, desistiendo del recurso de casación en la declinatoria de Adolfo Scilingo que había instado y formalizado la Fiscalía, oponiéndose después a la misma y pasando a pedir miles de años contra el mismo en el plenario".

Tras lamentar que "la Fiscalía no se ocupe de los retrasos de los juzgados, de las corruptelas inadmisibles" o "de lo que se cobra en el turno de oficio", Pamos de la Hoz asegura que su vocación, a diferencia de la Fiscalía, se apoya "en unos principios políticamente neutrales".

"Ayudarán a las acusaciones acudiendo en su auxilio", con lo que conseguirán condenar, "moviendo y removiendo 'todo lo movible y removible', a 17.000 años de prisión a Ricardo Cavallo, pero nunca convencerán a este letrado de que su interés estuviera presidido por el principio de legalidad e imparcialidad", insiste la misiva.

La Fiscalía pedía para Cavallo penas que oscilan entre los 13.332 y los 17.010 años de prisión por los delitos de genocidio y terrorismo.