España/Chile-De la Vega dice que la polémica por la cena con Bachelet muestra que "todavía nos queda un enorme camino"

Actualizado 14/05/2006 14:59:42 CET

MADRID, 14 May. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta del Gobierno español, María Teresa Fernández, se declaró hoy "sorprendida" por la polémica suscitada tras la cena ofrecida esta semana sólo para mujeres con motivo de la visita oficial a España de la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, y consideró que esto "pone de manifiesto que todavía nos queda un enorme camino por recorrer".

"Me ha sorprendido bastante", aseguró la vicepresidenta en declaraciones a la Cadena Ser, considerando que se trató de un evento "que es de absoluta normalidad".

De esta manera, De la Vega manifestó su disgusto porque situaciones que a ella le parece que "deberían ser completamente normales", porque "la mayoría de las mujeres, muchas mujeres y muchos hombres, las consideramos normales" sean "objeto de esta crítica" y "se miren bajo ese prisma" con el que, considera, "se siguen mirando todavía mucho las acciones de las mujeres en el Gobierno, bajo un prisma un poquito sexista, un poquito misógino".

Sin embargo, la vicepresidenta aseguró que cree que "seguiremos caminando hacia adelante para tratar de normalizar estas situaciones".

De la Vega explicó que la presidenta Bachelet, durante su "cortita visita" a España, tuvo una agenda muy apretada, en la que "tuvo la oportunidad de tener encuentros de muy distinta naturaleza, encuentros con empresarios, con diversos sectores del mundo de la cultura, del arte, con gente de la política, con parlamentarios, con medios de comunicacion y también con mujeres".

En este sentido, dijo que la cena reunió a "un sector representativo de las mujeres españolas que en nombre del resto de las mujeres quería tener la posibilidad de tener un encuentro para poder compartir con Michelle Bachelet", que ejerce "un liderazgo no sólo a nivel de su país, sino a nivel internacional". De la Vega sostuvo que "no era un encuentro excluyente".

GOBIERNO PARITARIO

La vicepresidenta subrayó la importancia de "lo cuantitativo" y "no sólo lo cualitativo" en la formación de Gobierno, y destacó que "esto es lo que viene a normalizar una situación que hasta ahora todavía no es una situación digamos normal de participacion en todos los ámbitos de la vida política, económica y social, que se corresponda con lo que somos las mujeres, que es el 52% de la población".

En este sentido, dijo que con el Gobierno paritario, el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero está "tratando que cambie la sociedad". "Nos gustaría que al final de la legislatura pudiéramos decir que España es un país más igualitario, que las mujeres y los hombres están en mejores condiciones de igualdad, que hay un mayor nivel y un mayor grado de autonomía para que todo el mundo pueda decidir lo que hacer con su vida de manera autónoma", señaló.

"Para eso --afirmó--, hay que remover obstáculos, para eso hay todavía que recorrer un largo camino en el cual todavía las mujeres desgraciadamente están padeciendo más problemas que los hombres".