Actualizado 26/06/2006 12:03:10 +00:00 CET

España/Colombia.- Suspendido en Almería el juicio por la agresión a dos colombianos por la incomparecencia de un abogado

ALMERIA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El juicio contra nueve porteros acusados de agredir supuestamente a dos hermanos de nacionalidad colombiana a las puertas de un establecimiento en el puerto deportivo de Aguadulce, en Roquetas de Mar (Almería), se suspendió hoy hasta nueva fecha por la incomparecencia de Juan Antonio González Aznar, letrado defensor de uno de los porteros acusados --A.M.G.--, por motivos de enfermedad y encontrarse hospitalizado.

El juicio, que se reanudó hoy, sobre las 10.00 horas, en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Almería presidido por el presidente de la Audiencia Provincial de Almería, Benito Gálvez, quedó suspendido a petición del fiscal y con la conformidad y adhesión a la voluntad de suspensión de todas las partes, es decir, el abogado de la acusación particular, José Ramón Cantalejo, los ocho letrados defensores de los porteros acusados, la compañía aseguradora del local de copas El Bribón de la Habana --Fiatc-- y el responsable subsidiario del establecimiento.

El juicio ya fue suspendido el pasado día 19 de septiembre de 2005 por la incomparecencia de la compañía aseguradora del local. El suceso tuvo lugar el 4 de agosto de 2002. Los dos hermanos de nacionalidad colombiana --M.A.E.R. y E.E.R.--, sobre las 06.30 horas, intentaron entrar en un pub del puerto deportivo de Aguadulce, ejerciendo como porteros del mismo cuatro de los procesados que les impidieron la entrada.

Como consecuencia de la discusión que mantuvieron, los porteros del pub y otros compañeros de establecimientos cercanos les propinaron supuestamente una paliza y los tiraron al agua, de donde fueron rescatados por terceras personas que se encontraban en la zona. Los acusados son los españoles D.L.L.; J.F.G.N.; D.C.C.; F.J.M.L.; A.M.G.E. y M.M.R.; F.A.V.A., de Ecuador; M.J., de Rumanía, y el marroquí H.B.

Tanto el fiscal como la acusación particular, José Ramón Cantalejo, piden ocho años de prisión por un delito de asesinato en grado de tentativa para cada uno de los nueve porteros implicados supuestamente en los hechos y que se encuentran en la actualidad en libertad provisional. Difieren en la petición de indemnización que, para el fiscal, ha de ser de 20.000 euros para cada hermano y, para la acusación particular, de 40.000.