España/Ecuador.- Muere un bebé ecuatoriano en Madrid tras precipitarse por la ventana

Actualizado 11/04/2006 21:12:10 CET

Los vecinos lamentan lo ocurrido y dicen que todo se debe a "una imprudencia" porque los niños que lo cuidaban eran "grandecitos"

MADRID, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los padres del bebé ecuatoriano de tan sólo 13 meses de edad, muerto tras caer desde el tercer piso de una vivienda del distrito madrileño de Retiro, han donado los órganos del niño para corresponder al afecto recibido en España. Según contó una familiar de la madre, la tragedia ocurrió en "un instante", cuando en un descuido "el niño se subió a la cama y se balanceó por la ventana".

La prima de la madre, Mónica Pérez, aseguró en declaraciones a Europa Press que toda la familia lo está "pasando muy mal", aunque recalcó que "la que peor lo está pasando es la madre que está destrozada". "Está llorando, está fatal, incluso ha venido un psicólogo", añadió.

Además, Mónica destacó que los otros hijos de la madre, y hermanos del pequeño, se sienten culpables. "Repiten que no vieron a su hermanito" cuando cayó, lamenta. Según relató, la madre del bebé muerto "tenía que trabajar y el padre también, por lo que siempre dejaban al cargo del pequeño a una persona mayor".

Mónica explicó que en esta ocasión como sus hermanos --de 7 y 8 años-- no tenían colegio estos días la madre les dejó por esta vez que lo cuidaron. "Todo ocurrió en un instante en el que se descuidaron, el niño se subió a la cama y se balanceó por la ventana", insiste.

Por lo que dijo esta familiar, el bebé de 13 meses no sólo gateaba sino que "incluso caminaba", por ello los padres cuando llegaron no creían que "fuera cierto lo ocurrido". Ahora, según dijo Mónica, la familia se ha volcado para "tratar de darle ánimos" a la madre que "cada vez se siente peor".

"EL CUERPO SE LE VENCIÓ Y SE CAYÓ"

Por su parte, el tío del bebé fallecido, Giovanni, explicó que sus hermanos habían dejado al bebé "dormido" y no se percataron de que estaba ya despierto y el solito se había subido a una de las ventanas que da acceso a la calle. "el cuerpo se le venció y cayó".

"Ahora la familia como te puedes imaginar están completamente destrozados, tanto la madre como el padre no pueden ni hablar del tema", añadió.

Giovanni aclaró que "los padres han tomado la decisión de donar los órganos a ver si así se puede salvar a alguien". "Por este lado se sienten bien porque ya han perdido a su hijo pero tratan de salvar la vida de otro niño que necesita de un órgano", matizó.

BUENOS VECINOS

Una de las vecinas, María, indicó que cuando ella se enteró bajaron a la calle "corriendo", pero "la ambulancia ya estaba ahí".

Además, aseguró conocer a la familia "desde hace ya seis años" y según comentó "son buenos vecinos y conocidos en el vecindario".

Por último, confirmó que se ha tratado de "una imprudencia", por haber dejado que la ventana permanezca abierta ya que "los niños que lo cuidaban eran grandecitos". "No tenía que haber pasado esto, pero ha pasado igual para experiencia de todos los demás", concluyó.