España.-El empresario Javier Villanueva denuncia que no podrá volver en Navidad por la lentitud de la Justicia boliviana

Actualizado 13/11/2006 19:06:39 CET

SEVILLA, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El empresario sevillano Javier Villanueva, absuelto de los cargos que se le imputaban por el asesinato en Bolivia de la fiscal antidroga Mónica Von Borries, afirmó hoy que finalmente no podrá volver a España para pasar la Navidad debido a la recusación de los vocales y conjueces de las distintas instancias judiciales de Santa Cruz (Bolivia) sobre su recurso contra la orden de arraigo, por lo que tendrá que esperar que su caso cambie de distrito judicial para poder presentar una solicitud de desarraigo temporal.

En declaraciones a Europa Press, el empresario indicó que "ahora mismo no hay un Tribunal competente" que resuelva sobre la orden de arraigo que pesa sobre él, de ahí que tenga que esperar que su caso cambie de jurisdicción, una vez que todo los vocales y conjueces se pronuncien, para poder presentar una solicitud de desarraigo temporal, como pretendía para poder venir en Navidad.

Asimismo, explicó que hasta el momento 15 vocales y ocho de los 15 conjueces han presentado su recusación, mientras que el noveno "lleva más de un mes y medio con el asunto encima de la mesa y aún no se ha pronunciado". Por este motivo, "vista la lentitud y lo que queda hasta que el recurso cambie de Distrito" el empresario afirmó que no podrá venir a España para Navidad, y que no será hasta enero o febrero, "como muy pronto", cuando se conozca alguna novedad.

Villanueva mostró su pesar por no poder pasar esos días con su familia, ya que "con esta será la tercera Navidad que pase fuera de España" y se lamentó de que "la Justicia esté tan contaminada" refiriéndose al hecho de que el padre de la fiscal fallecida es vocal de Santa Cruz y sus abogados conjueces, "por eso no hay imparcialidad, ya que los que tienen que decidir están muy presionados".

El pasado 13 de marzo, Villanueva quedó en libertad sin cargos tras el veredicto unánime de inocencia alcanzado por el jurado que enjuició el caso en Bolivia por el asesinato de la fiscal antidroga Mónica Von Borries.

No obstante, después de que la Fiscalía recurriese el fallo, Villanueva apeló contra la orden de arraigo que le impide abandonar el país, aunque tal recurso ha ido pasando por varias salas de vocales a raíz de la recusación de las instancias judiciales. Dicho recurso se presentó bajo el argumento de que, una vez que fue absuelto por el tribunal del jurado, "deben suspenderse todas las medidas personales" impuestas contra su persona.

Así, recordó que la medida de arraigo que le fue impuesta es "ilegal completamente" pues, según el artículo 364 del nuevo Código de Procedimiento Penal de Bolivia, "cuando se dicta una sentencia absolutoria, debe decretarse la libertad del imputado en el acto, la cesación de todas las medidas cautelares personales y se fijarán las costas (...) La libertad se ordenará aún cuando la sentencia no esté ejecutoriada y se cumplirá directamente desde la Sala de la Audiencia".