Actualizado 13/07/2006 18:32:20 +00:00 CET

España.- Fundación Carolina destaca que la cooperación ha pasado de una "visión paternalista" a políticas de desarrollo

SOLARES (CANTABRIA), 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El director del Centro de Estudios para América Latina y la Cooperación Internacional (CEALCI) de la Fundación Carolina, Ignacio Soleto Martín, destacó hoy que "la idea y los objetivos del Gobierno de España en planes de cooperación apuntan a pasar de las habituales políticas de ayudas, entendidas bajo una visión paternalista, a otras basadas en el desarrollo internacional".

El experto disertó sobre la cooperación de España con los países iberoamericanos durante su intervención en el seminario 'Relaciones entre la UE y América Latina', que se desarrolla esta semana en la localidad de Valdecilla (Solares), en el marco de los XXII Cursos de Verano de la Universidad de Cantabria.

Soleto Martín señaló que en este momento la cooperación es importante "sólo si está bien gestionada" y dijo que para alcanzar los fines "no basta sólo con las ayudas". Por ello, apostó por "cambiar esa filosofía y buscar nuevas sinergias", explica la UC en un comunicado.

Asimismo, destacó que la política pública de cooperación para el desarrollo constituye "un elemento fundamental de la acción exterior del Ejecutivo", como queda recogido en el Plan Director de Cooperación Española 2005-2008, un documento marco en el que se establecen los objetivos y las prioridades y en el que el Gobierno se compromete a destinar en 2012 el 0,7% del PIB para ayudas al desarrollo.

Según el ponente, "la pobreza no es inevitable y tiene solución". Según sus estimaciones, lograr su erradicación costaría una inversión de 100.000 millones de dólares anuales hasta 2015.

Soleto Martín explicó que América Latina es el destino de las dos quintas partes de la ayuda oficial que aporta España para el desarrollo, si bien la idea del Gobierno es poner en marcha un plan en África.

En este continente, según destacó, se desarrollarán grandes iniciativas internacionales relacionadas con la salud, se dedicarán fondos a la educación y bilateralmente se abrirán oficinas técnicas en varios países como Mali, Niger, Mauritania o Etiopía. "Todos los países europeos aumentarán notablemente la cooperación con África", señaló.