España.- El Gobierno avisará por carta a un millón de extranjeros de que tienen que renovar su residencia

Actualizado 01/03/2006 16:53:10 CET

Los interesados no tendrán que acudir personalmente a las Oficinas de Extranjería a entregar su solicitud

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los ministerios de Trabajo y Asuntos Sociales y Administraciones Públicas han puesto en marcha un plan automatizado que permitirá avisar por carta a entre 800.000 y un millón de extranjeros este año de que tienen que renovar su autorización de residencia y trabajo.

La secretaria de Estado de Inmigración y Emigración, Consuelo Rumí, y la subsecretaria del ministerio de Administraciones Públicas, María Dolores Carrión, presentaron hoy un nuevo sistema informatizado de renovación de permisos de trabajo y residencia de extranjeros.

La medida afectará, según Rumí, a los 575.000 extranjeros del proceso extraordinario de normalización, más otros 300.000 inmigrantes que tienen este año que hacer su segunda renovación, y otro número de ellos que optarán a la residencia permanente. La Administración calcula que un 85 por ciento de todos ellos cumplirán los requisitos para renovar sus permisos.

"El proceso de normalización fue un éxito y un año después ponemos en marcha un plan que moderniza y agiliza la gestión para evitar las colas y para resolver más rápidamente estos trámites", indicó Rumí.

Por su parte, Carrión recordó que, junto a este plan de modernización, la Administración prevé ampliar en 455 el número de funcionarios interinos de extranjería y que este año llevará a cabo obras en 36 Oficinas de Extranjería para mejorar la gestión.

INFORMACIÓN AL EMPRESARIO

Además de informar al trabajador, el empresario recibirá también notificación de la Administración del resultado de la resolución, con lo que conocerá de primera mano si el empleado ha sido renovado o, por el contrario, cae en la irregularidad. Para Rumí, esta información hará más complicado que los empresarios empleen trabajadores de forma irregular.

El Plan persigue modernizar y agilizar la gestión y permitirá resolver las solicitudes en un plazo de 10 o 15 días, según recalcó Rumí. Así, a través de este plan será la propia Administración la que se dirija a los trabajadores extranjeros para indicarles la forma de llevar a cabo sus renovaciones unos 60 días antes de que venza su autorización, a fin de que obtengan la resolución antes de que caduque el permiso y mantengan su continuidad en la Seguridad Social.

Con el nuevo sistema, los inmigrantes no tendrán que presentar personalmente en las oficinas responsables de su tramitación, sino que esa presentación se llevará a cabo por cualquier otro de los procedimientos previstos por la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común: en los registros de los órganos administrativos de la Administración General del Estado, de las Comunidades Autónomas y de la Administración local; o en las oficinas de Correos, en sobre abierto, para su registro.

El plan, de carácter estable, comenzó a funcionar el pasado lunes, cuando la Administración remitió comunicaciones por toda España a todos aquellos extranjeros a los que les caduca la autorización de residencia el próximo 28 de abril. No obstante, la medida afecta a todos aquellos cuyo permiso expira a partir del 1 de abril. Pero éstos primeros no recibirán comunicación, sino que deberán descargar su solicitud de la página web de estos ministerios. También deberán proceder de esta manera los extranjeros que hayan cambiado de domicilio y no lo hayan comunicado.

PASOS DEL PLAN DE RENOVACIÓN

El Plan comienza con la selección, a lo largo de todo el año, de determinadas autorizaciones de residencia y de residencia y trabajo por cuenta ajena de próximo vencimiento, con anterioridad al inicio del plazo de los 60 días previos a ese vencimiento, en que se puede solicitar su renovación.

La Administración enviará una comunicación informando a los trabajadores extranjeros de la posibilidad que les asiste de poder solicitar la renovación de su autorización, del plazo que tienen para hacerlo, de la no necesidad de acudir personalmente a la Oficina de Extranjeros para presentar su solicitud y, en su caso, de la documentación que deberán de aportar con la solicitud.

Cada comunicación irá acompañada de un impreso de solicitud personalizado y precumplimentado, aunque cabrá la posibilidad de que se corrijan posibles errores en esa cumplimentación por parte de cada solicitante.

Paralelamente, la información que haya servido para seleccionar a las personas a las que se hayan enviado las comunicaciones se distribuirá a todas las oficinas encargadas de tramitar cada solicitud de renovación, con vistas a poder agilizar lo más posible la tramitación de las solicitudes. La Administración informará simultáneamente al trabajador y al empresario del resultado de la resolución.

LA REAGRUPACIÓN FAMILIAR NO ENTRA EN EL SISTEMA

La Administración no ha previsto, por el contrario, que en junto a la solicitud de renovación los extranjeros puedan remitir también una solicitud de reagrupación familiar. El Reglamento de Extranjería establece que es en el momento de solicitar la primera renovación cuando un inmigrante puede iniciar los trámites para reagrupar a sus familiares. Sin embargo, aquellos extranjeros interesados en simultanear ambos trámites deberán acudir personalmente a una oficina de extranjeros.

Con el objetivo de dar a este nuevo procedimiento la mayor publicidad posible, los ministerios de Administraciones Públicas y de Trabajo y Asuntos Sociales han mantenido ya reuniones informativas con los agentes sociales, ONG que trabajan en el campo de la inmigración y colegios profesionales, previéndose que se organicen actividades de difusión por las Delegaciones y Subdelegaciones del Gobierno.