España/México.- Manifestantes impiden la celebración de un acto del embajador mexicano en España en protesta por Oaxaca

Actualizado 14/11/2006 13:30:54 CET

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de manifestantes impidió hoy la inauguración del IV Seminario sobre Perspectivas de la Democracia en México, al que estaba previsto que asistiera el embajador mexicano en España, Gabriel Jiménez, para protestar por la actuación del Gobierno de Vicente Fox y el estatal de Ulises Ruiz en Oaxaca y, en general, por lo que consideran "represión" en todos los problemas sociales.

Con pancartas en las que se leía "Ciudad Juárez, Oaxaca, Atenco. ¿Normalidad democrática?", o "Ulises Ruiz asesino, Gobierno mexicano cómplice", la protesta comenzó nada más sentarse los ponentes, cuando el acto estaba a punto de empezar en el Instituto Universitario Ortega y Gasset, en Madrid.

El IV Seminario versaría en esta edición sobre 'Los escenarios para el nuevo Gobierno en México', Ejecutivo que estará presidido por el líder del oficialista Partido de Acción Nacional (PAN), Felipe Calderón, quien fue declarado presidente electo después de un recuento de dos meses y tras numerosas y multitudinarias protestas por parte del candidato Andrés Manuel López Obrador (Partido de la Revolución Democrática) y sus simpatizantes, que aseguraban que se había cometido fraude en los comicios.

Según los manifestantes que impidieron la celebración del acto en Madrid, "no se puede organizar un seminario sobre normalidad democrática en México mientras está muriendo gente todos los días", en relación a los fallecidos en los conflictos de Oaxaca y la localidad de San Salvador de Atenco, así como los asesinatos y de mujeres en Ciudad Juárez.

El acto en el Instituto Ortega y Gasset tuvo que cancelarse debido a las permanentes protestas, que no dejaron pronunciarse a los ponentes. Con gritos de "¡Ulises ya cayó, ya cayó!" --uno de los cánticos más escuchados en los últimos meses en Oaxaca--, la sala fue desalojada.

Los manifestantes explicaron a Europa Press que les parece "una vergüenza" que se convoque este seminario "como si hubiera normalidad democrática, cuando hay asesinatos y mujeres violadas y torturadas". "Con todo lo que está ocurriendo en México no podemos hablar de normalidad democrática con esa tranquilidad", añadieron.

Además, denunciaron que el Gobierno español "sigue siendo cómplice porque ha habido personas españolas violadas, torturadas y deportadas a las que aquí no se ha dado un espacio para pronunciarse". En su opinión, lo ocurrido en Oaxaca, Ciudad Juárez o Atenco "es una manera de matar al pueblo, de silenciarlo, con métodos de guerra sucia".