Actualizado 03/04/2013 20:43 CET

España.- ONG lamentan que descenso en ayuda al desarrollo "deja a España en la irrelevancia" y piden cumplir compromisos

MADRID, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

Intermón Oxfam y la Plataforma 2015 y Más --integrada por 17 ONG-- han lamentado el descenso del 49,7 por ciento en ayuda al desarrollo por parte de España en el último año, según los datos de la OCDE, por lo que han pedido al Gobierno cumplir con sus compromisos ya que las cifras actuales "dejan a España en la irrelevancia".

En opinión del director general de Intermón Oxfam, José María Vera, "las cifras dadas a conocer son desoladoras y dejan a España en la irrelevancia dentro de la lucha contra la pobreza en la comunidad internacional" ya que "sólo se destinan 15 céntimos de cada 100 euros a atender a los países más pobres".

"El dato de que España destinó tan sólo el 0'15% de su Renta Nacional Bruta (RNB) a la ayuda al desarrollo, cuando tenía proyectado un 0,24% no es malo, es terrible, porque supone el abandono de millones de personas", ha indicado. "Esto no es ganar en eficacia como había prometido el Gobierno al anunciar recortes en estas partidas. Este incumplimiento con los países necesitados se mide en números de vidas", ha denunciado.

Según Vera, "los datos revelan una gestión del Gobierno profundamente incoherente e ineficaz. No dan la imagen de un "país que cumple" cuando por nuestra culpa, la UE se aleja de alcanzar su compromiso con el 0'7% en 2015. Más bien, España 'se baja' del club y retrocede a los niveles de 1989, cuando todavía no había ingresado en la comunidad internacional de donantes".

Por todo ello, ha pedido al Gobierno "promover inmediatamente que se asignen los ingresos de la nueva tasa a las transacciones financieras internacionales para la lucha contra la pobreza en España y a nivel global".

En la misma línea, la Plataforma 2015 y Más ha asegurado que el Ejecutivo "desoye sus compromisos internacionales y la responsabilidad de una gobernanza global preocupada por la justicia social", ya que el descenso en ayuda al desarrollo supone "un mínimo histórico que demuestra que la cooperación no es una política pública sino una dádiva caritativa para el tiempo de bonanza".

"Con este brutal recorte, el compromiso de España con la agenda internacional de desarrollo se retrotrae a los años 80 del pasado siglo, cuando España no formaba parte aún del CAD y no era, por lo tanto, considerada oficialmente como un país donante", añaden.