España/Perú.- Tres indígenas indígenas de Perú en situacion de extrema pobreza reciben ayuda de parroquias valencianas

Actualizado 18/08/2006 14:57:00 CET

VALENCIA, 18 Ago. (VALENCIA) -

Más de 3.000 indígenas en situación de extrema pobreza que residen en la provincia de Alto Amazonas, en Perú, reciben ayudas de parroquias valencianas a través de un proyecto impulsado por Manos Unidas de Valencia, según informaron hoy fuentes del Arzobispado de Valencia a través de Avan.

Esta iniciativa es un proyecto de promoción sanitaria y de alimentación que está siendo financiada por parroquias de las localidades valencianas de Catarroja, Massanassa, Alfafar, Canet de Berenguer, Paiporta y Carcaixent. En conjunto, a través de Manos Unidas de Valencia se aportarán cerca de 100.000 euros.

Las acciones de ayuda se llevarán a cabo a través de la Cáritas del distrito peruano de Yumiraguas, que está presente en la zona desde 1993. Por su parte, Manos Unidas participará con la adquisición de materiales y equipos, salarios de personal capacitado y de coordinación del proyecto, materiales de capacitación y gastos de administración.

El proyecto pretende incrementar la producción agrícola y pecuaria de estas familias peruanas, para las que la agricultura constituye un pilar de su economía que depende de la estacionalidad de sus cosechas, señalaron las mismas fuentes. Las familias recibirán formación en nuevas tecnologías con el fin de que aprendan a impulsar sus cultivos e instalar pequeñas granjas de animales menores.

Asimismo, el programa incluye la capacitación de agentes comunitarios de salud para la higiene y prevención de enfermedades en los niños y madres gestantes. En colaboración con el ministerio de salud peruano se realizarán campañas de vacunación y salud en general.

Las comunidades de indígenas beneficiarias del proyecto, un total de veinte, viven en condiciones de extrema pobreza y están formadas netamente por campesinos. Sus miembros se dedican a labores de crianza de animales, pesca artesanal y pequeños negocios familiares, indicaron.

El ingreso diario de estas familias, muchas de ellas numerosas, no supera los 3 dólares, debido a la escasez de terreno y a la ausencia de conocimientos en tecnologías adecuadas, de ahí que la desnutrición crónica infantil afecte a un 50 por ciento de los niños menores de 3 años y la cobertura de vacunación sólo llegue al 64 por ciento".