Actualizado 01/08/2006 12:50:20 +00:00 CET

España.- La Policía detiene en Madrid y Cataluña a 11 personas de una red que introducía y distribuía cocaína en España

Se trata de ocho colombianos, de los cuales uno era buscado por las autoridades de su país, además de dos españoles y un peruano

MADRID, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Policía ha desarticulado en Madrid y Cataluña una red que introducía y distribuía cocaína en España tras detener a once personas de nacionalidades colombiana, española y peruana, entre los que se encuentra el presunto máximo responsable de la banda, informó informó hoy la Dirección General de la Policía.

Durante la operación, denominada 'Calafell', los agentes se han incautado de 513 kilos de cocaína. La mayoría de los detenidos (ocho) son de nacionalidad colombiana y dos de ellos son mujeres. El resto de los arrestados son dos varones españoles y uno más peruano. Todos ellos tienen edades comprendidas entre los 24 y los 60 años.

La investigación se inició en 2002 cuando agentes de la Policía descubrieron la existencia de un grupo de colombianos, que desde las provincias de Barcelona, Tarragona y Madrid estaban creando la infraestructura necesaria para introducir en España, mediante contenedores, grandes cantidades de cocaína. Los agentes lograron la identificación y localización de todos los integrantes del grupo en Madrid, El Vendrell (Tarragona) y San Adrián del Besos (Barcelona).

En 2003 los hechos se pusieron en conocimiento del juzgado de El Vendrell y en 2006, llegaron a la Audiencia Nacional. La investigación logró establecer la participación de todos los integrantes de la banda, así como del método utilizado para la introducción de la cocaína en España.

También se logró la identificación del presunto máximo responsable de la organización, un colombiano buscado por la justicia de su país que viajaba con cierta regularidad a España para supervisar los preparativos y operativos que se iban realizando.

La banda se valía de actividades comerciales con Sudamérica, que le permitían introducir los contenedores de cocaína en el puerto de Valencia. La llegada de un contenedor procedente de El Callo (Perú) el 25 de julio fue interceptada por la Policía, que tras el registro descubrió un doble fondo donde se ocultaban 513 kilos de cocaína.

En la investigación han participado las Unidades de Droga y Crimen Organizado (Udyco) de las Brigadas de la Policía Judicial de las Jefaturas Superiores de Policía de Barcelona, Madrid y Valencia,