Publicado 19/07/2022 19:37

España.- PP y Junts impiden en el Senado la aprobación definitiva de la Ley del 'solo sí es sí'

Archivo - La ministra de Igualdad, Irene Montero, en una sesión de control al Gobierno, en el Senado
Archivo - La ministra de Igualdad, Irene Montero, en una sesión de control al Gobierno, en el Senado - A. Pérez Meca - Europa Press - Archivo

Los letrados de la Cámara estudian si se ha votado por error una enmienda que ya estaría incorporada al texto remitido por el Congreso

MADRID, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno no ha logrado aprobar este martes definitivamente la Ley del 'solo sí es sí' en el Senado, después de que una enmienda de Junts haya salido adelante con el apoyo del PP, ERC, Ciudadanos, Más Madrid y Coalición Canaria, entre otros. El texto tendrá que volver al Congreso, según ha proclamado esta tarde el presidente de la Cámara Alta, Ander Gil, y ha informado la institución a través de su cuenta de Twitter.

De ser a así, la norma no se podrá aprobar hasta después del verano, pese a las previsiones del Ministerio de Igualdad, que esperaba que el texto entrase en vigor ya. Sin embargo, fuentes parlamnetarias han confirmado a Europa Press que los letrados de la Cámara están estudiando en estos momentos la situación ya que la votación de esta enmienda podría deberse a un error puesto que el texto ya se encontraría en la norma que ha remitido la Cámara Baja.

De momento, y a falta del pronunciamiento de los letrados, aunque la ley ha sido aprobada por el Pleno del Senado con el apoyo de todos los grupos, excepto PP y VOX, el texto no ha podido ser aprobado definitivamente y el presidente del Senado ha informado de que se dará traslado de dicha enmienda al Congreso de los Diputados para que se pronuncie sobre la misma. Pero la Cámara Baja no tiene prevista nuevas sesiones plenarias hasta el próximo curso parlamentario, que arrancará en septiembre.

La enmienda introducida en el texto que ha impedido aprobar definitivamente la ley es una adición su preámbulo para "dar respuesta a las violencias sexuales más ocultas" y añadir específicamente la mutilación genital femenina, la detección de casos de aborto y esterilizaciones forzosos". No obstante, este mismo texto ya aparece recogido en el documento remitido por el Congreso y consultado por Europa Press.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, que ha intervenido este martes por la mañana en el Pleno del Senado, tres horas antes de la votación, había dado por hecho que la ley se aprobaría definitivamente.

EL VERANO DE LAS MUJERES

"Hoy decimos a nuestra hijas, amigas, compañeras de trabajo, que su presente y su futuro va a ser mucho más libre que nuestro pasado", ha afirmado Montero. También desde la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género se ha difundido un vídeo por su cuenta de Twitter en el que se anunciaba que "2022 será el verano de las mujeres". "Este será el verano del consentimiento y del Solo Sí Es Sí", añadía esta misma mañana la delegada del Gobierno, Victoria Rosell, en rueda de prensa.

Entre otras novedades, la Ley del 'solo sí es sí' recoge una nueva definición de consentimiento que señala que "solo se entenderá que hay consentimiento cuando se haya manifestado libremente mediante actos que, en atención a las circunstancias del caso, expresen de manera clara la voluntad de la persona".

Además, reforma el Código penal para eliminar la distinción entre abuso y agresión sexual, entre otras cuestiones y, finalmente, no incluye las medidas relacionadas con la prostitución y la lucha contra la trata con fines de explotación sexual.

Para la ministra de Igualdad, con esta ley, España dará "un paso decisivo para responder a la deuda histórica del Estado y las instituciones con Nagore (Laffage) y su madre, con las jóvenes de Alcácer, con la víctima de 'La Manada' de Pamplona y la de Manresa, con Laura Luelmo, con las mujeres agredidas en estos Sanfermines" y con todas "las mujeres que han sufrido algún tipo de violencia machista".

Montero ha recordado que el movimiento feminista les dio "un mandato muy claro: convertir el 'solo sí es sí', el 'hermana yo sí te creo' o el 'no es abuso, es violación', en una ley capaz de proteger eficazmente a todas las mujeres.

En este sentido, la ministra ha dado las gracias a todas las mujeres que "desde sus plazas, pueblos y ciudades" han hecho posible que esta ley vea la luz. "Sin duda, el movimiento feminista es lo mejor que tiene España", ha destacado, lamentando que hoy los negacionistas las llamen "chiringuitos" cuando "han sido la única mano tendida cuando el Estado no estaba cumpliendo sus obligaciones".

PP Y VOX RECHAZAN EL TEXTO

En el debate --que ha comenzado con un minuto de silencio por las últimas cinco víctimas de la violencia de género-- PP y Vox se han vuelto a mostrar contrarios al texto en su defensa de las propuestas de veto. En palabras del diputado de Vox, José Manuel Marín Gascón, se trata de "una chapuza jurídica" ya que, a su juicio, "este proyecto de ley viola la técnica jurídica más elemental, viola derechos fundamentales, viola la igualdad, viola la libertad y viola hasta el sentido común más básico".

Para Gascón, la "ley del solo 'sí es sí' es en realidad la ley del no, del no a derechos fundamentales, como la presunción de inocencia", además de cuestionar que "no agrava las penas". También ha denunciado que la ley "adoctrina" y "conduce al enfrentamiento visceral entre hombres y mujeres".

Desde el Grupo Parlamentario Popular, María Adelaida Pedrosa Roldán, ha lamentado que se trata de "una mala ley, con un sesgo ideológico" ya que el texto "instrumentaliza el dolor y el sentimiento de las víctimas". "Tenemos delante una ley que deja desprotegidas a las víctimas y en el aire sus derechos, entre otras cuestiones", ha afirmado.

Pedrosa también ha hecho alusión a la dimisión de Adriana Lastra, la ya exvicesecretaria general del PSOE, "por estar embarazada". "¿Dónde están las feministas de su partido, porque un embarazo no justifica una dimisión?", se ha preguntado.

En el turno en contra, la senadora del PSOE, María Elena Diego Castellanos, ha lamentado las intervenciones de ambas formaciones, subrayando que "la violencia que se ejerce contra las mujeres es una cuestión de Estado".

"Esto no es una broma, esto no va de piropos, va de una cultura machista que impregna nuestra sociedad, nuestro lenguaje y nuestra educación y de que nunca se ha preguntado a las mujeres y las niñas que se sienten en situaciones de acoso real y normalizado en nuestras calles. Estamos hablando de algo mucho más serio", ha zanjado.

En el turno de portavoces, la mayoría de las intervenciones se han mostrado a favor de la ley y contrarios a los vetos, como ha manifestado la senadora Pilar González (Grupo Parlamentario de Izquierda Confederal) ya que, en su opinión, los vetos hacen "retroceder a un tiempo oscuro", en línea con María Teresa Rivero Segalàs (JxCat), quién ha reconocido que es "una ley mejorable, pero es del todo necesaria". "Es un paso muy importante", ha dicho, aunque ha precisado "que solo con esta ley no vamos a hacer que el mundo sea sea más seguro". "Nos falta mucho recorrido, mucha pedagogía y seguramente tendremos que batallar", ha asegurado.

La senadora María Dolores Etxano Varela (EAJ-PNV) ha reclamado "la necesaria puesta en marcha de recursos adecuados" para ayudar a las víctimas, mientras que la senadora de ERC, Sara Bailac, ha sentenciado: "quien no esté preparado para vivir en el siglo XXI, que vuelva a la Cueva".

Jaime de los Santos (PP) y María Elena Diego Castellanos (PSOE) han protagonizado uno de los 'rifirrafes' del debate al referirse el primero a los casos de abusos a menores tuteladas en la Generalitat Valencia y Baleares. "Hermanas, sí te creo, a excepción", de estos casos, ha referido, además de negar que el PP haga uso de las víctimas, que sí ha achacado al Ejecutivo y que ha negado Castellanos.

"Es muy lamentable tanto el veto de VOX como ustedes han dicho que están en contra de esta ley porque tiene un sesgo ideológico. Somos políticos, no tenemos ideología", ha defendido la senadora socialista.

Contador