Actualizado 06/05/2008 15:18 CET

España.- Recuperadas más de 700 piezas precolombinas de un matrimonio detenido por comerciar con bienes expoliados

MADRID, 6 May. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han recuperado en La Rioja más de 700 piezas arqueológicas precolombinas de incalculable valor, según informó hoy el cuerpo policial en una nota. En la operación ha sido detenido un matrimonio dedicado al comercio ilícito internacional de bienes culturales procedentes del expolio, según explicó el Jefe del Grupo Operativo de la Brigada de Patrimonio Histórico de la Policía Nacional, el inspector Tomás Antón.

El matrimonio, el hombre, de nacionalidad española, y la mujer, natural de Colombia, se desplazaban a los países sudamericanos origen del saqueo -principalmente, Ecuador, Perú y Colombia-, donde adquirían todo tipo de objetos de importante valor arqueológico que posteriormente vendían en diversos países europeos, especialmente en salas de subastas de Francia, donde tenían prevista una exposición y venta para este mismo mes.

Los investigadores han incautado decenas de máscaras, pendientes, colgantes y figuras de oro; más de 30 telas precolombinas, y restos de cerámica y piedra con diferentes representaciones antropomorfas, de animales, eróticas o de rituales, extraordinariamente trabajadas y coloreadas. Además, se han intervenido mazas de guerra, arcos y utensilios de estas culturas milenarias procedentes todas ellas del expolio de yacimientos.

La operación, denominada 'Chavín', ha sido realizada por la Brigada de Patrimonio Histórico, en colaboración con la Brigada Provincial de Policía Judicial de Logroño, el Grupo de Policía Judicial de la Comisaría del Aeropuerto de Barajas y el GOA, además de la cooperación de los Servicios de Interpol.

Las investigaciones de la Brigada de Patrimonio Histórico revelaron que Luis Ángel M. S. y su mujer, Albenis O.A., llevaban años dedicados al comercio ilícito de objetos procedentes del expolio y saqueo de yacimientos en países sudamericanos.

Según los agentes, todo indicaba que ambos habían viajado a Bogotá con la intención de obtener piezas precolombinas recientemente expoliadas en yacimientos de Perú y Ecuador, donde habían acordado precios de antemano, forma de pago y calidad de las piezas, algunas de ellas de oro. El matrimonio regresaría a España el 30 de abril con su ilícita mercancía.

Con esta información, la Audiencia Nacional autorizó la entrada controlada de la pareja en territorio español para así poder someter a seguimiento a los investigados y confirmar el lugar de almacenamiento de los bienes expoliados, todo ello gracias a la colaboración de los servicios de Interpol de España, Ecuador, Perú y Colombia.

Los ahora detenidos llegaron al aeropuerto de Barajas el día previsto portando cuatro maletas, facturadas en Bogotá, cuyo peso superaba los 65 kilogramos. El matrimonio se dirigió a Logroño, dejando el equipaje en el garaje del domicilio familiar y trasladándose después a otra vivienda ubicada en Jubera, también en La Rioja, momento en el que fueron identificados y detenidos por los agentes.

En los dos registros se intervinieron centenares de piezas de incalculable valor, junto a una CPU y abundante documentación acreditativa de los movimientos de los dos detenidos por diferentes países sudamericanos, así como otros documentos que atestiguan la venta de piezas arqueológicas en diferentes países europeos, principalmente en salas de subastas de Francia. En una de estas salas tenían actualmente piezas depositadas para su exposición y venta este mismo mes de mayo.

Las piezas arqueológicas intervenidas se trasladarán al Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid para su análisis y estudio, a la espera de que sean reclamadas por las autoridades de los respectivos países.