España/Uruguay.- Eduardo Galeano no acepta un mundo condenado a morir de hambre o aburrimiento

Actualizado 29/03/2006 20:25:00 CET

El escritor uruguayo recibirá mañana el I Premio Córdoba de Comunicación Solidaria

CÓRDOBA, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

El escritor uruguayo Eduardo Galeano, que recibirá mañana el I Premio Córdoba de Comunicación Solidaria, organizado por la ONG Batá-Centro de Iniciativas para la Cooperación y por la Oficina de la Capitalidad Cultural Córdoba 2016 del Ayuntamiento cordobés, dijo hoy en Córdoba que se niega a aceptar "un mundo condenado a morir de hambre o aburrimiento".

En rueda de prensa, el también periodista afirmó que agradecía el galardón, con el que se pretende reconocer su labor en pro de la tolerancia y la convivencia, al considerar que con este premio "se rinde homenaje a valores en los que me siento representado, como son la diversidad y la solidaridad, que están en retroceso en un mundo que nos invita a justo a lo contrario, la soledad y el desencuentro".

Por ello, Galeano, que se definió a sí mismo como "un cazador de historias", abogó por "un mundo de todos", lo que le llevó a justificar su labor literaria, mediante la que pretende, según aseguró, por su parte, la alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar (IU), "poner voz a la realidad que muchos no quieren mirar, permitir expresarse a aquellos que no tienen más oportunidades en la vida que la muerte".

Galeano, nacido en Montevideo en 1940, tiene a sus espaldas una larga carrera, que incluye, tanto su trabajo como periodista e historiador, como su participación activa en la política, de hecho, cuando tenía 13 años empezó a publicar caricaturas para El Sol, diario socialista en Uruguay. Entre 1961 y 1964, fue director de la publicación Época, y fue jefe de redacción del semanario Marcha.

En la década de los setenta, fue encarcelado por la dictadura militar que se hizo con el poder en su país, y por ésta causa se marchó a Argentina, donde también fue encarcelado, hasta que se marchó a España, donde vivió desterrado hasta que pudo regresar a Uruguay en 1984.

Ha publicado muchos libros sobre la política de América Latina, destacando entre ellos 'Las venas abiertas de América Latina' (1971), 'La canción de nosotros' (1975), 'Días y noches de amor y de guerra' (1978), o la trilogía 'Memoria del fuego', que incluye 'Los nacimientos' (1982), 'Las caras y las máscaras' (1984), y 'El siglo de viento' (1986). Esta trilogía combina elementos de novela, de poesía, y de obra histórica.

Galeano recibió el Premio Casa de las Américas en 1975 por 'La canción de nosotros' y en 1978 para 'Días y noches de amor y de guerra', y en 1989 el Premio American Book-Award por 'Memoria del fuego'.