España/Uruguay.- Manifestantes protestan en Madrid para pedir al CESCE que no financie la papelera de ENCE en Uruguay

Actualizado 18/04/2006 19:01:30 CET

Denuncian que el préstamo se otorgara sin tener en cuenta los informes de impacto medioambiental y social de las papeleras

MADRID, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

Cerca de una treintena de manifestantes, convocados por la Campaña 'Quien debe a Quien', --formada por 50 organizaciones, entre ellas Ecologistas en Acción, Ingeniería sin Fronteras, Manos Unidas o el Observatorio de la Deuda en la Globalización--, se dieron cita esta mañana frente a la sede en Madrid de la Compañía Española de Seguros de Créditos a la Exportación (CESCE) para exigir que esta entidad no respalde el crédito concedido por el ICO a la empresa ENCE para su proyecto de construcción de una planta de celulosa en Fray Bentos (Uruguay).

Según explicó a Europa Press un portavoz de la plataforma convocante de la protesta, la decisión de respaldar o no el préstamo por parte de Cesce "se retrasará", según se desprende de un documento interno de CESCE, a pesar de que esta decisión estaba previsto que fuera tomada por los consejeros delegados esta tarde durante una reunión.

Desde el Comité de empresa aseguran que hoy "no tomarán ninguna decisión", señaló el portavoz, porque el tema "está caliente y no quieren tirarse de la ventana" por el riesgo que podría suponer para la reputación de CESCE este caso.

"Sabemos que hay una presión muy fuerte por parte del Ministerio de Economía y Hacienda y de Comercio Exterior hacia CESCE porque el préstamo que ha dado ICO a ENCE para construir la papelera en Uruguay ya se ha dado", explicó esta fuente.

Entonces, "si sale mal el negocio en Uruguay ENCE tendrá problemas de devolver ese préstamo a ICO, pero al ser ICO público el Ministerio tendrá que responder de ese préstamo, 350 millones, y en qué circunstancias se han dado y qué manos están metidas en este negocio", señaló.

Asimismo, denunció que el préstamo se otorgara sin tener en cuenta los informes de impacto medioambiental y social que pueden causar estas papeleras. Además, advirtió del "alto coste político para el Gobierno español" que tendrá la situación que rodea a la construcción de las papeleras, "todas las movilizaciones sociales que hay en Argentina o el desacuerdo del gobierno uruguayo y argentino", apuntó.

De ahí que, en su opinión, quieran asegurar este negocio porque el hecho de asegurarlo "supondría que CESCE devuelve el dinero a ICO y luego lo recobraría al Gobierno uruguayo".

CONTINUARÁN PRESIONANDO

El portavoz de la plataforma advirtió de que seguirán con las presiones, aunque dejarán de hacerlo "en la calle" para empezar a solicitar reuniones con los responsables del Gobierno que han dado el préstamo del ICO.

También pedirán reuniones con las instituciones privadas, "BBVA, Caja Madrid y Banco Santander, que lideran un consorcio de 32 entidades financieras que han dado 400 millones de euros a ENCE la pasada semana", sentenció. En esta misma línea, continuará la presión sobre CESCE, de la que destacó "el nerviosismo" conseguido con estas presiones entre su directiva.

Por su parte, las ONG holandesas han conseguido, según indicó la misma fuente, que ING retirara su préstamo a la papelera Botnia para la construcción de las papeleras. En España esperan hacer lo mismo.

SIGUEN LAS OBRAS

Por su parte, la empresa española ENCE ratificó anoche su decisión de mantener paralizadas las obras para la construcción de una planta de celulosa en la localidad uruguaya de Fray Bentos, en el departamento de Río Negro, con el objetivo de facilitar un espacio de diálogo entre el Gobierno de Tabaré Vázquez y las autoridades argentinas.

"No retomaremos mañana (por hoy martes) las obras en la planta de ENCE. Esta postura sólo será reconsiderada si se confirma que ya no hay más espacio para el diálogo entre las partes", según afirmaron fuentes de la empresa gallega consultadas por la prensa local, recogidas por Europa Press.

Por su parte, el portavoz de la plataforma rechazó que las obras hayan finalizado sino que por el contrario, según les llega información de un miembro del Observatorio de la Deuda, "éstas continúan". "Son las obras de preparación del terreno para las obras", agregó.

Los trabajadores de la planta de ENCE seguirán con otras tareas en la zona, que incluye un parque industrial, una terminal portuaria y una reserva ecológica, entre otras actividades. Pero la empresa sigue "dispuesta a contribuir al diálogo para la resolución del conflicto de la mejor manera posible" y "confía en una salida negociada".

La interrupción en la construcción de las obras de ENCE y Botnia comenzó el pasado 7 de abril y también generó nuevas controversias con Argentina por la reinstalación de piquetes en dos de los tres puentes internacionales que originaron durante las vacaciones de Semana Santa todo tipo de inconvenientes en el tránsito.

Por su parte, el dirigente del sindicato uruguayo de construcción, Fabián Gadea, ratificó hoy que los obreros de la empresa finlandesa Botnia han sido citados para hoy "a primera hora" con el objetivo de retomar las obras. La empresa espera la llegada de más camiones con materiales para su planta.

La empresa sueco-finlandesa Stora Enso se preocupó en las últimas horas de divulgar su proyecto de una tercera megaplanta de celulosa que estará situado en el centro del país, sobre el río Negro, que atraviesa Uruguay a la mitad y desemboca en el río compartido con Argentina.

Los bloqueos a los puentes sobre el Río Uruguay comenzaron el 23 de diciembre con períodos de apertura, pero el 3 y 16 de febrero se hicieron continuados hasta 20 días atrás cuando se levantaron y volvieron a reimplantarse previo a la Semana Santa. Sólo permaneció abierto el puente Salto-Concordia.