Actualizado 31/10/2006 21:57 CET

España/Uruguay.- La Xunta, el Gobierno uruguayo y la Casa Galicia en Montevideo decidirán el futuro de la institución

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Xunta, el Gobierno uruguayo y la junta directiva de la Casa Galicia en Montevideo adoptarán decisiones conjuntas sobre el futuro de la institución en los próximos seis meses, una vez se confirme la intervención de la entidad por parte del Ministerio de Salud Pública de Uruguay.

Para ello, constituyeron hoy un grupo de trabajo entre la Xunta, el Gobierno de Uruguay y la Casa Galicia, en una reunión de más de hora y media de duración con la ministra de Salud Pública, María Julia Muñoz, a la que asistió la conselleira de Sanidad, María José Rubio; el secretario general de Emigración, Manuel Luis Rodríguez; y el presidente de la institución, Manuel Ramos.

En el citado encuentro, la ministra de Salud Pública uruguaya confirmó que que la anunciada intervención del sanatorio de Casa Galicia se producirá por un periodo de seis meses.

Durante ese tiempo, el Ministerio de Salud Pública, la Xunta y la directiva de la Casa Galicia contarán con un representante en un grupo de trabajo que se constituirá dentro de un mes para, según afirmó la conselleira en rueda de prensa en Montevideo, "adoptar de forma conjunta las decisiones más importantes que afecten a la institución".

Además, Rubio destacó que la Xunta "sabe que los hospitales se tienen que gerenciar a través de la gestión profesional, y que si hay algún tipo de dificultad hay que afrontarla con equipos profesionales".

En esta línea, expresó la disposición del Gobierno gallego para colaborar "de manera que podamos garantizar la asistencia sanitaria a la colectividad gallega, como se hizo hasta ahora". Al respecto, recordó que la Xunta triplicó las aportaciones económicas que recibía Casa Galicia.

En este sentido, el secretario xeral de Emigración indicó que el proyecto que tuvo que presentar la institución para acceder a estas ayudas "es creíble y ejecutable".

Por su parte, el presidente de Casa Galicia manifestó que el Gobierno gallego está dando "todos los pasos" para que la institución que preside "siga adelante y vuelva a ser de los gallegos".