Las espectaculares ballenas jorobadas llegan a República Dominicana

Las espectaculares ballenas jorobadas llegan a República Dominicana
TURISMO DE REPÚBLICA DOMINICANA - Archivo
Publicado 20/02/2019 19:19:10CET

   Así es el Santuario de las Ballenas Jorobadas de Samaná

   MADRID, 20 Feb. (EPTURISMO) -

   Un gran espectáculo de la naturaleza se repite cada año en República Dominicana. Miles de ballenas jorobadas, también conocidas como yubartas, acuden desde mediados de enero a finales de marzo a las cálidas aguas de la bahía de Samaná, al norte de país, para aparearse o tener a sus crías.

   Se trata de una ocasión única para poder avistar a estas maravillosas criaturas en su hábitat natural en la bahía de Samaná, tras su periplo de miles de kilómetros desde los mares de Islandia, Groenlandia y América del Norte. Estos gigantes marinos, capaces de permanecer bajo el agua hasta 40 minutos, emergen majestuosos a la superficie del Atlántico.

    Contemplar la desenvoltura de estos voluminosos animales, que pueden pesar 40 toneladas, saltando sobre las olas y dejándose desplomar a continuación sobre ellas es una actividad sorprendente. Así se comportan los machos para despertar el interés de las hembras, mientras emiten unos característicos sonidos que se escuchan en un radio de 30 kilómetros bajo el agua.

   Entre once y doce meses después de aparearse, las ballenas regresan a estas mismas aguas para dar a luz a sus crías. Los ballenatos, que pesan una tonelada al nacer, ofrecen la imagen más tierna nadando y jugando alrededor de sus progenitoras.

   Sin embargo, su crecimiento es rápido: cada día ingieren 200 litros de leche materna y ganan alrededor de 45 kilos. De este modo, las crías se fortalezcan con rapidez para estar en condiciones de afrontar la exigente travesía hacia las aguas más frías del hemisferio norte.

EXCURSIONES DE AVISTAMIENTO

   Al Norte de la República Dominicana, la península de Samaná está rodeada por el Santuario de los Mamíferos Marinos. El Banco de Plata en Samaná es un espacio consagrado por el Gobierno dominicano a la protección de estos animales imprescindible para cualquier persona interesada en la naturaleza y la preservación de los recursos naturales.

   La excursión de avistamiento de las ballenas jorobadas es la atracción turística estrella y reservar una salida a alta mar para avistar a las ballenas es sencillo, ya que bastantes empresas comercializan la excursión en barco, incluso recogiendo a los clientes en los hoteles.

   Para los temerosos de los barcos, también es posible realizar el avistamiento de las ballenas que migran hacia el área protegida del Santuario desde el Observatorio Terrestre de las Ballenas, un mirador localizado en Punta Balandra.

SAMANÁ, DESTINO DE TURISMO SOSTENIBLE

    Para llegar al destino, la Península de Samaná cuenta con dos aeropuertos, uno internacional y otro para vuelos domésticos. Esta región de la costa atlántica, poseedora de exuberantes manglares y maravillosas playas es una elección perfecta para los viajeros que buscan aventura, ecoturismo y naturaleza en estado puro.

   Samaná cuenta con el famoso Parque Nacional de Los Haitises, que se extiende sobre 600 kilómetros cuadrados donde se alternan bosques de manglares, estuarios, calas y ensenadas. En este Parque Nacional es posible rastrear también las huellas de la cultura taína, visitando las cavernas donde este pueblo precolombino dejó constancia de su existencia con pictografías y petroglifos.

   En total, República Dominicana tiene 32 parques nacionales y 15 reservas naturales repartidos por todo su territorio y santuarios marinos para fomentar un turismo respetuoso con el medio y conservar los recursos.

Contador

Para leer más