Actualizado 25/07/2014 19:11 CET

"En los estadios del Mundial podrían vivir hasta 20.000 personas"

1Week1project_Profil
Foto: 1WEEK1PROJECT_PROFIL

RÍO DE JANEIRO (Notimérica/EP)

   Una vez terminado el Mundial de Fútbol de Brasil el futuro de los 12 estadios es una incógnita. Sin embargo, los jóvenes arquitectos franceses Axel de Stampa y Sylvain Macaux, integrantes del colectivo '1week1project', tienen claro que podrían reconvertirse en viviendas para las personas más desfavorecidas. Desde una oficina a medio camino entre París y Santiago de Chile han diseñado el proyecto 'Casa Futebol', y lo han hecho en sólo una semana.

   Habladnos de '1week1project'. ¿Cómo empezásteis a trabajar en esta idea?

   En 2013, cuando creamos la oficina '1week1project', nos planteamos el desafío de producir un proyecto de "arquitectura espontánea" por semana, es decir 52 proyectos al año. Finalmente, concebimos solamente 25 proyectos. Hoy en día, están enfocados hacia arquitectura más concreta y seguimos con el proyecto, pero a un ritmo diferente. Nuestra idea es que todos los lugares tienen algo que ofrecer, las posibilidades son infinitas, a nosotros sólo nos toca pensar para esos espacios una nueva identidad.

   ¿Es posible crear un proyecto completo en sólo una semana?

   Sí, la verdad es que trabajamos con ese reto. No tenemos mucho tiempo. Estamos acostumbrados a este ritmo. No perdemos tiempo en detalles, la idea es producir una idea en poco tiempo y defenderla.

   ¿Por qué decidisteis que construir casas dentro de los estadios era una buena opción?

   Hace un mes queríamos trabajar sobre la Copa del Mundo. Escuchamos que la falta de casas sociales en Brasil era importante. Vimos que a causa de las construcciones de los estadios algunas personas tuvieron que vivir en refugios improvisados. Además, como arquitectos, el tema de la casa es una preocupación principal.

   Entendemos que vuestro proyecto es una idea, ¿pero es factible hacerlo realidad?

   Casa Futebol propone una reapropiación de estadios renovados o construidos para el Mundial a través de la construcción de módulos de viviendas de una superficie de 105m2 aproximadamente. Lo que no niega la popularidad, ni el interés del pueblo brasileño por el fútbol, por el contrario, en el mismo contexto entrega una alternativa al déficit de viviendas.

   El proyecto considera el continuo funcionamiento de los estadios, con la programación de partidos, en donde una parte de las ganancias podría financiar la construcción y mantenimiento de las viviendas. Reemplazamos una parte de las gradas por viviendas prefabricadas y ocupamos la fachada exterior. Casa Futebol entrega una escala humana en estas grandes y desmesuradas construcciones.

   ¿Cuál sería la inversión necesaria?

   No lo sabemos. El proyecto utiliza un sistema industrial de casas prefabricadas, así que si se fabricaran en gran número, el precio sería muy reducido.

   ¿Cuántas personas vivirían en los estadios? Compartirían su vida privada con los partidos de fútbol, ¿no?

   El proyecto trabaja sobre los 12 estadios. Integramos casas prefabricadas en esos 12 estadios, cambiando las gradas altas y continuando la pendiente del estadio. Pero además hay seis estadios en los que se pueden 'colonizar' las fachadas exteriores: el estadio Nacional de Brasilia-Mané Garrincha, el Mineirão de Belo Horizonte, el Arena Fonte Nova de Salvador de Bahía, el Maracaná de Río de Janeiro, el Arena Castelão de Fortaleza y el Arena das Dunas de Natal.

   Cinco de ellos tienen una estructura exterior de columnas de hormigón o metálicas separadas entre sí por una distancia de entre siete y ocho metros aproximadamente. Nuestra idea es insertar las casas en esos grandes vacíos. En el estadio de Brasilia, por ejemplo, cabrían 315 unidades en la fachada y otras 315 dentro. Es una estimación, pero pensamos que cada estadio podría recibir entre 1.500 y 2.000 personas, más de 20.000 en total.

   ¿Creéis que la sociedad brasileña y los políticos están abiertos a esta clase de ideas?

   No lo sé, pero las respuestas que nos llegan de brasileños son muy positivas.

   ¿Qué pensáis del tipo de arquitectura que se ha hecho en el Mundial?

   El nivel de la arquitectura hecha para el Mundial es muy bueno, son proyectos de grandes arquitectos. No hay aspectos negativos, ya sea en los nuevos estadios o en los que han sido renovados.

   La mayoría de los estadios han sido muy caros y ha habido muchas críticas por los gastos excesivos. ¿Qué pensáis de las protestas contra el Mundial?

   No podemos responder a esa pregunta. El presupuesto para construir un estadio es siempre monumental. Lo que da pena es que Brasil ha organizado una Copa del Mundo para el exterior (priorizando dar un tipo de imagen al mundo) y no para el interior (velando por los intereses de los brasileños).

   El Gobierno ha intentado acabar con las críticas hablando del legado que el Mundial dejará, y han dicho que en Brasil no habrá ningún 'elefante blanco'. Sin embargo, en algunas ciudades, como Cuiabá o Manaos, el futuro de los estadios no está claro.

¿Qué creéis que pasará?

   Queremos que la gente se pregunte sobre el contexto social que acompaña a estos proyectos. Son estadios enormes, pero el problema de la vivienda en Brasil es igual de grande. A modo de ejemplo, el estadio de Ciudad del Cabo que se construyó para el Mundial de Sudáfrica de 2010 sólo ha recibido siete partidos en cuatro años. Los políticos y las administraciones que apuestan por estos gigantes programas temporales deberían exigir en el concurso de arquitectura que estas construcciones tuvieran un programa adicional que garantizara su rentabilidad futura. Hay que pensar en multiusos.