Publicado 11/11/2020 20:01CET

Estados Unidos.- Los ríos de aire cálidos y húmedos ayudan a crear enormes agujeros en el hielo marino de la Antártida

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los ríos de aire cálido y húmedo en la Antártida juegan un papel clave en la creación de agujeros masivos en el hielo marino en el mar de Weddell, en el Atlántico Sur en la Antártida, y pueden influir en las condiciones del océano en todo el vasto continente, así como en el cambio climático, según la investigación de la Universidad de Rutgers, en Estados Unidos.

Los científicos estudiaron el papel de las columnas largas e intensas de aire cálido y húmedo, conocidas como ríos atmosféricos, en la creación de enormes aberturas en el hielo marino. Se centraron en la región del Mar de Weddell del Océano Austral cerca de la Antártida, donde estos agujeros de hielo marino (llamados polinias) se desarrollan con poca frecuencia durante el invierno. Un gran agujero en esta área se observó por primera vez en 1973 y un agujero se desarrolló nuevamente a fines del invierno y principios de la primavera de 2017.

En el primer estudio de este tipo, publicado en la revista 'Science Advances', los científicos descubrieron que los ríos atmosféricos fuertes repetidos desde finales de agosto hasta mediados de septiembre de 2017 jugaron un papel crucial en la formación del agujero de hielo marino. Estos ríos llevaron aire cálido y húmedo de la costa de América del Sur al ambiente polar, calentando la superficie del hielo marino y haciéndola vulnerable al derretimiento.

"Las polinias influyen fuertemente en la dinámica física y ecológica del Océano Austral --explica el coautor Kyle Mattingly, investigador postdoctoral en el Instituto Rutgers de Ciencias de la Tierra, el Océano y la Atmósfera--. Sirven como 'ventanas' gigantes en el hielo marino que permiten que grandes cantidades de calor se muevan del océano a la atmósfera, modificando la circulación oceánica regional y global".

"También afectan el momento y la magnitud de las floraciones de fitoplancton (algas), que son la base de la red alimentaria marina --añade--. Nuestro estudio allanará el camino para una mayor comprensión de la variabilidad climática y el cambio climático en estas regiones".

Estudios anteriores han encontrado que los ríos atmosféricos influyen en el derretimiento del hielo terrestre y las plataformas de hielo de la Antártida occidental, y el nuevo estudio se basa en esos hallazgos al mostrar sus efectos en el hielo marino de la Antártida por primera vez. Los ríos tienen miles de kilómetros de largo y los agujeros de hielo marino cubren miles de kilómetros cuadrados, generalmente en lugares específicos que están preparados por las condiciones locales de circulación del océano.

La Antártida occidental, una enorme capa de hielo que se asienta sobre la tierra, se está derritiendo y contribuyendo al aumento global del nivel del mar, y el derretimiento se ha acelerado en el siglo XXI. Si toda la capa de hielo de la Antártida se derritiera, el nivel del océano aumentaría unos 200 pies, según el Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo. El aumento del nivel del mar y las inundaciones provocadas por las tormentas costeras amenazan a las comunidades costeras de todo el mundo, especialmente en las zonas bajas.

Bajo el cambio climático futuro proyectado, se prevé que los ríos atmosféricos se vuelvan más frecuentes, más largos, más anchos y más efectivos para mover altos niveles de vapor de agua hacia el Océano Antártico y el continente, además de aumentar la intensidad de las precipitaciones.

En general, se predice que el lugar donde tocan tierra se desplazará hacia los polos, y el efecto del cambio climático en los agujeros de hielo marino en el mar de Weddell y en otras partes del océano Austral es un área importante para la investigación futura.

Contador