Evacuadas 24.000 personas por la amenaza de ruptura en una segunda presa de Brumadinho (Brasil)

Inundación tras la rotura de una presa minera en Brumadinho, Brasil
REUTERS / WASHINGTON ALVES
Publicado 27/01/2019 14:30:26CET

   BRUMADINHO, 27 Ene. (Reuters/EP) -

Unos 24.000 residentes de la localidad brasileña de Brumadinho, en el estado de Minas Gerais, han tenido que ser evacuados tras una alerta de ruptura en otra presa de la zona, como la que esta semana provocó en el mismo lugar al menos 40 muertos y cientos de desaparecidos.

   Los bomberos de Minas Gerais e integrantes de la Defensa Civil fueron casa por casa avisando a sus vecinos y cortando varias carreteras que bajan hasta el valle donde ocurrió la tragedia el viernes ante el temor a que pudiera repetirse un accidente.

   El último balance eleva a 166 el número de trabajadores de Vale, la operadora de la presa, que han desparecido y a 130 las personas ajenas a la minera que aún no han sido localizadas. En cuanto a los 176 evacuados con vida, 23 están hospitalizados.

   Las operaciones de búsqueda y rescate han sido temporalmente suspendidas y se reanudarán sobre las cuatro de la mañana (hora local) de este domingo.

   El coronel Almeida del Cuerpo de Bomberos ha explicado que Vale está drenando la represa para evitar una nueva sobrecarga, principal preocupación de la operación de rescate. "No hay peligro de rotura", ha asegurado Almeida. En estos momentos hay 83 bomberos trabajando en la zona buscando a supervivientes de la inundación.

   La presa que ha sufrido la rotura era usada para la recirculación del agua en una planta de contención de residuos para sucesos de emergencia. En la página web de Vale figura que podía contener hasta un millón de metros cúbicos.

   El Gobierno de la región de Minas Gerais ha impuesto una multa de 99 millones de reales brasileños --equivalentes a unos 23 millones de euros-- a la empresa propietaria de la mina por los daños causados por el colapso de la presa.

   Fotografías publicadas por diversos medios de comunicación y en las redes sociales muestran la zona río abajo llena de agua y lodo. Se teme que varias viviendas hayan quedado sepultadas.

   El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, ha dicho a través de la red social Twitter "lamentar" el suceso y ha resaltado que "la mayor preocupación en estos momentos es atender a las eventuales víctimas de esta grave pérdida".

Para leer más